La llegada de nuevas empresas, el inicio de importantes proyectos y la realización de grandes eventos, han hecho que las miradas del país y el mundo estén nuevamente sobre Cali. Sin embargo, aún hay grandes retos que cumplir. Nunca, en las últimas tres décadas, Cali había sido tan atractiva para la inversión como lo es hoy. El crecimiento y estabilidad de Colombia, la conciencia sobre la importancia del Pacífico y la confianza privada en la gestión pública local han apuntalado esta tendencia que se refleja en la llegada de nuevas empresas. Sin embargo, aún existen muchos retos para lograr la consolidación de Cali como destino de inversión. Para el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita Uribe, un tema clave es “superar las deficiencias que existen en la formación de los jóvenes para la empleabilidad, incluyendo de forma importante el bilingüismo inglés”. En este punto coincide Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas –Cienfi, de la Universidad Icesi, quien considera como prioridad mejorar la calidad de la educación tanto pública como privada, porque una de las grandes fortalezas de la ciudad tiene que ser su capital humano. “Si bien tenemos colegios y universidades de muy alto rendimiento académico, la idea es que esto no sea la excepción sino más bien la regla, para que así se vea reflejado en la más alta calidad de la mano de obra caleña y se convierta en uno de los puntos fundamentales para atraer inversión que genere valor agregado y empleos en la ciudad”, explica Alonso. Otros de los puntos a solucionar, según Esteban Piedrahita, son los problemas de seguridad y administración de justicia que todavía tiene la ciudad. Además, agregó como pendientes, temas como “la infraestructura de conectividad y la habilitación de terrenos para la expansión industrial, especialmente en Yumbo”. El dirigente gremial hace énfasis en que lo más importante es la consolidación de las instituciones públicas, “condición ‘sine qua non’ del desarrollo”, dijo. Por su parte, el director del Cienfi, señala como retos a corto plazo, seguir reduciendo los tiempos y los trámites para abrir negocios en la ciudad y para el pago de impuestos, “la Administración está trabajando en este último punto pero aún nos falta, lo cual es entendible porque apenas está recobrando esta gestión que durante varios años estuvo en manos de la firma Sícali”, afirma. Alonso, apunta también, que a mediano plazo está la necesidad de que la movilidad mejore y la infraestructura de servicios públicos siga modernizándose al ritmo en que crece la ciudad. Más Retos Los analistas aseguran que los retos para mejorar el clima de inversión en la ciudad deben ser asumidos por todos los sectores de la sociedad, pues el trabajo conjunto será el único camino para lograr estos grandes objetivos. Otros de los retos a resolver son: » Que la ciudadanía continúe preocupándose por elegir buenos mandatarios y directivos para cargos públicos y privados. » Adelantar acciones ante el Gobierno Nacional para mejorar la infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria, que facilite el ingreso y la salida de mercancías, y en general, optimice el transporte en nuestra región. » Generar empresas desde los diferentes centros de emprendimiento existentes en la ciudad y en las universidades. » Aprovechar la apertura comercial de nuestro país y nuestra cercanía con el Puerto de Buenaventura para impulsar el crecimiento de las empresas manufactureras y generadoras de servicios. » Desarrollar la vocación hortofruticultura de la región en los terrernos de ladera del Valle del Cauca. » Promover la región como plataforma exportadora al Pacífico con beneficios e incentivos en reducción de impuestos a la nueva inversión. » Apoyar decididamente a Buenaventura para que se convierta en el puerto por excelencia de la Alianza para el Pacífico.