Ideas en versión beta

Construir el prototipo de un producto y probarlo en el mercado potencial es el mejor camino para evaluar el éxito que tendría una idea sin incurrir en elevados costos de producción. El colombiano José Berrío, CEO de BTI, dictará un taller sobre esta metodología en Exponegocios. ¿En qué momento hacer prototipos de productos o servicios se convirtió en una especialidad y un negocio? En Colombia, José Berrío tiene la respuesta. Este bogotano con raíces cartageneras es el fundador de Brain Tanking Innovation (BTI), la primera firma del país dedicada a materializar las ideas y construir sus versiones de prueba. “Lo que se busca con el prototipado –dice Berrío- es testear las funcionalidades de un producto o servicio y ver si responde a los parámetros de cada organización. El mercado es quien debe decidir si le gusta o no un concepto”. Para llegar a ese punto, se deben superar distintas fases que se pueden extender por varios meses. El primer paso es definir los atributos que debe tener la idea a diseñar. Aunque las empresas, generalmente, tienen una imagen preconcebida, el equipo de BTI analiza las expectativas e inicia la construcción del modelo al detalle. Luego, organizan simulaciones en ambientes controlados, con clientes reales, para validar su aceptación y la de los cambios que se hagan durante el proceso. En esa etapa, no se revela la marca real y se les explica a los usuarios que se trata de un prototipo. Aunque los análisis de mercado tienen en cuenta investigaciones profundas acerca del consumidor, para esta fábrica de ideas hay algo aún más importante. “Hoy la economía se mueve rápido, más que indagar lo que el comprador quiere, tratamos de construir rápido y probar”, afirma. Por cada producto o servicio se establecen hipótesis diferentes y estas, a su vez, tienen métodos particulares de evaluación. Al final, los resultados se suman para obtener el market fit, un indicador que revela el grado de acoplamiento del producto al mercado donde se comercializará. Exponegocios será el escenario en el que este experto en marketing, ciencias empresariales y graduado en investigación comercial de la Universidad de Gales, desarrollará un taller sobre esta metodología. Así mismo, hablará de los resultados que se pueden generar en las organizaciones la aplicación del prototipado para medir la aceptación del consumidor real antes de incurrir en costos de producción. El taller incluirá una sesión en la que los participantes podrán prototipar conceptos sencillos, salir a la calle y validarlos por sí mismos. La actividad en general está orientada a directivos porque, según el experto, se busca que esta cultura se integre al ADN de cada organización para que, en adelante, las ideas no se queden en las etapas de planeación o investigación, sino que sean una realidad. En Colombia, de acuerdo con el experto, en prototipado se invierte menos del 5% de las ventas totales de una compañía, un porcentaje que está por debajo del registrado en los países más innovadores donde alcanza el 30%. Por esto, no duda en afirmar que en el país se sufre de un exceso al planificar, pero falta un largo trecho para que sea ejemplo en ejecución. “Si las personas quieren permanecer en ese estatus quo, puede que no quieran ir a este taller. Si lo que quieren es ver que es posible lograr algo que han pensado y cómo hacerlo de una forma sencilla, esta es la oportunidad para que adquieran la sensación del riesgo porque prototipar es asumir ese sentimiento, decidirse a construir e iterar”, concluye el colombiano.