Imecol se fortalece en el país

Desde este año, la empresa vallecaucana tiene la distribución exclusiva de la multinacional de tractores Case IH, negocio con el que espera llegar a todos los sectores de la agroindustria en Colombia. ACCIÓN habló con su Gerente, Luis Felipe Gaviria Giraldo. ¿Cómo ha sido la evolución de la empresa en los últimos años? Imecol nació hace 28 años, enfocada en servir a la industria azucarera y fue evolucionando en dicho mercado. Tenemos una planta grande de manufactura certificada en ISO 9001, dedicada a producir equipos para el sector azucarero como trailers de transporte. Hemos sido uno de los principales operadores en la industria azucarera Colombiana moviendo alrededor de 2,5 millones de toneladas de caña al año y manejando maquinaria para operaciones agrícolas en más de 5,000 hectáreas. Gracias a esta experiencia y conocimiento Gracias al conocimiento y la experiencia, empezamos a desarrollar un negocio alterno que es la comercialización, generamos alianzas con multinacionales muy importantes y gracias a ello, hoy somos los distribuidores a nivel nacional de la firma de maquinaria Case IH. La empresa se ha ido fortaleciendo de la mano con el sector agroindustrial en el país, ¿cómo responder a esta evolución? Nacimos con la industria azucarera y crecimos a la par, sin embargo desde hace unos tres años empezamos a diversificar nuestro portafolio de clientes. Ampliamos y diversificamos nuestro negocio de manufactura y producción agrícola con la distribución y comercialización de maquinaria. Eso nos permite llegar a muchos sectores agroindustriales a nivel nacional. Estamos ahora montando esa red de distribución a todo el país. ¿Qué posibilidades le ha abierto a la empresa el TLC? Los TLC exigen que nuestro sector agrícola sea muy eficiente y con cosechas de calidad para poder competir internacionalmente. En este proceso el portafolio de productos CASE IH y la plataforma de servicio de Imecol generarán esas eficiencias. Este proceso se hace no solo con el aumento de la mecanización en nuestras plantaciones sino con el plan de renovación de equipos que ya se está empezando a implementar en varios sectores agrícolas de Colombia. ¿Cómo se equipara el sector agro en Colombia con el de otros países de América Latina en cuanto a eficiencia? Países como Chile, Brasil y México nos llevan bastante camino. Chile por ejemplo, desde hace mucho tiene una vocación exportadora que le genera dinámicas más exigentes en eficiencia. En ese proceso estamos muchos países de América Latina. Colombia tiene una gran oportunidad en varios aspectos, primero un incremento muy importante de su frontera agrícola en la altillanura y procesos de modernización y mecanización en cultivos como Palma de Aceite, Arroz, Caña de Azúcar y granos. ¿Cuáles son los sectores de la agroindustria con mayor potencial para Imecol? El cultivo de palma, muy amarrado al crecimiento de los biocombustibles, donde tenemos mucho conocimiento. Además, el tema de cereales es muy importante, especialmente arroz. La ganadería también es un foco de desarrollo para la compañía. ¿Cómo hacer que la innovación y el desarrollo de productos no se vea detenido por dedicarse en gran parte a la distribución de Case IH? Dentro de todo el esquema de negocio, en la planta de manufactura entramos a buscar otras dos certificaciones que son muy importantes, la ISO 14000 y la ISO 18000. Con ellas, abriremos nuevos sectores y estamos invirtiendo un monto importante en recursos y capital humano. También estamos haciendo negociaciones con algunos países para llegar con nuestro producto. Entre los años 2012 y 2013 exportamos mas de U$5 millones a Centroamérica, Ecuador y Perú y eso es muy importante para seguir consolidando nuestros productos en la región. Tenemos 5 patentes desarrolladas en nuestra compañía y un producto reconocido por su eficiencia y calidad. Manufactura definitivamente va a ser un complemento para la distribución de equipos. Tenemos unas cinco patentes desarrolladas en nuestra planta y un producto reconocido entre los clientes por su eficiencia. Manufactura va a crecer de la mano de la distribución. ¿En materia de infraestructura y logística cuáles son los retos para el sector? Para nosotros son muy importantes las frecuencias marítimas a destinos de Centroamérica, diferentes a Panamá, saliendo de Buenaventura. La vía al mar también puede volverse crítica y eso nos afecta en temas de cumplimiento. Hay mucho por hacer, pero el Gobierno le está apostando al desarrollo de Buenaventura y su vía. Cómo empresario, ¿qué necesidades específicas tiene sobre los profesionales que se están formando en la ciudad? En todas las empresas de manufactura del país existe un requerimiento especial sobre egresados de nivel técnico en soldadura y armado por ejemplo. La oferta es inferior a la demanda y se vuelve un tema muy complejo. Ya hemos hecho gestiones ante el Sena con otros gremios pero no es un tema fácil. En cuanto a ingeniería, diseño y modelación, es muy importante que la academia siga formando profesionales de este tipo que tengan herramientas para enfrentar los retos que genera la innovación tecnológica actual. ¿Cuáles son las proyecciones de la empresa para este año? Nuestro objetivo en los primeros ocho meses del año es tener oficinas en Bogotá, Eje Cafetero, Puerto López (Meta) y subdistribuidores en la región Caribe, Tolima y Casanare y la zona sur, en Nariño. Esa es la primera etapa en la red de distribución. Además, actualmente generamos 450 empleos y esperamos terminar este año con 550 personas empleadas.