Ingeniería de talla mundial

Con cuatro sociedades operando en Colombia, EE.UU., México y Chile, la firma de ingeniería Gers es pionera en la internacionalización de servicios de ingeniería con sello vallecaucano. A hora que el sector energético enfrenta un panorama crítico en el país, el ingeniero eléctrico Juan Manuel Gers solo ve oportunidades para su desarrollo. “Lo que tenemos que ver es cómo podemos adoptar alternativas que atiendan estas situaciones”, señala con la convicción que le dan más de 30 años de vida empresarial. Según él, ya es el momento de plantear las conversaciones claves en torno a la generación distribuida con plantas renovables a bajo voltaje que se podrían alimentar con pequeñas fuentes de agua o con paneles de luz solar, lo que cambiaría el concepto de que todas las soluciones energéticas tienen que basarse en grandes centrales. De esta forma se podrían resolver las necesidades energéticas de pequeñas poblaciones, incluso algunas pequeñas industrias. Esta propuesta proviene de un profesional que ha prestado sus servicios en países como Kuwait, Brasil, Estados Unidos, Inglaterra, Chile, México e Irák. Gers además ha tenido una intensa vida académica, primero en la Universidad del Valle y después en instituciones internacionales como La Universidad de Pensilvania. Este trotamundos ha tenido el valor de emprender en dos oportunidades, primero recién graduado de una maestría en Manchester, que logró cursar con una beca del Consejo Británico. La firma de consultoría Gers se fundó el 21 de julio de 1981 con la visión de formar una compañía que atendiera los requerimientos de la industria eléctrica en la línea de sistemas de potencia, que hoy reconoce era una visión recortada frente al potencial existente. Por fortuna, la mística con la cual atendían cada proyecto logró impulsar rápidamente la compañía dentro de la industria local. Con una constante sed por el conocimiento, este ingeniero decidió adelantar un doctorado en Stratthclyde (Escocia) aprovechando que había disminuido su actividad académica a tiempo parcial, como profesor en las áreas de protecciones eléctricas y sistemas de potencia. Además, dio los primeros pasos para la internacionalización de su compañía con la suscripción de un convenio con una firma suiza para comercializar un software de análisis en los diferentes países de América Latin. Crisis que son oportunidades Casi en simultánea incursionaron con servicios de ingeniería en Panamá, Perú y Argentina. Sus nuevas responsabilidades se encontraron con la crisis energética que vivió el país a comienzos de los años 90, que generó un agudo racionamiento en todo el territorio nacional lo que le abrió otra oportunidad inmejorable para consolidar sus operaciones pues fueron seleccionados para verificar el ahorro de energía al que se habían comprometido los industriales, que debía ser del 15%. Luego llegó una etapa de expansión de la capacidad de generación con la construcción de plantas térmicas como Termoflores, Termoemcali y Termovalle, entre otros proyectos que también contaron con los servicios de ingeniería de Gers. Bechtel, una firma estadounidense, inició las obras de Termoemcali en 1997 y desarrolló una gran cercanía con las labores de Gers con lo cual al cierre del proyecto invitaron al ingeniero a trabajar con ellos fundando una empresa en los Estados Unidos. Esa propuesta coincidió con una desaceleración económica muy fuerte en Colombia, que llevó a muchas personas a perder sus viviendas y empleos, por lo que Gers tomó una decisión rápida y se trasladó a ese país. “Llegué sin instrucciones, sin planta de personal, sin oficina y sin una casa dónde vivir. Empecé de cero”, recuerda él sobre ese proceso que le costó lágrimas y sudor. Justo cuando comenzaba a afianzar sus actividades en el país del norte llegó una oferta que le ‘revolvió’ todos los proyectos. “En el 2002 estaba dictando un curso en Tailandia, pues era profesor visitante de Penn State University, cuando me llamó Ernesto Mejía, ministro de Minas, para invitarme a ser su viceministro. Ante semejante oferta no lo dudé y dejé mi empresa a cargo de dos amigos en EE.UU.. Y aunque la experiencia fue maravillosa nos costó mucho porque no solamente las operaciones se cayeron en Estados Unidos sino que en Colombia tuvimos que rescindir los contratos de Gers para evitar conflictos de interés”. Tras un año de fuerte trabajo decidió renunciar para rescatar sus empresas, labor que hoy califica como compleja. Ahora, cerca de cumplir los 35 años de actividad empresarial Gers es el ejemplo del pionero de la internacionalización de servicios de ingeniería colombiana a través de sus cuatro empresas: Gers USA, Gers Colombia, Gers Power México y Gers Power Chile. Con casi 150 empleados en los cuatro países en donde operan, Gers ha logrado consolidar su buen nombre en el mundo de la ingeniería en todo el continente Americano y sigue acumulando miles de millas personales gracias a los constantes viajes que realiza para supervisar las operaciones en los países en donde tienen presencia, una responsabilidad que, sin duda alguna, le apasiona.