La banca, cada vez más cerca de usted

Realizar pagos, consultas, depósitos, retiros o transferencias de una cuenta bancaria desde poblaciones apartadas, tiendas de barrio o el celular, es posible gracias a los esfuerzos que realizan el Gobierno Nacional y la banca para facilitar la inclusión financiera. Colombia sigue dando pasos importantes para promover la inclusión financiera con el fin de reducir la pobreza, promover la igualdad social y estimular el desarrollo económico. En este sentido, el Gobierno Nacional y la banca han realizado importantes avances para que cada día más colombianos tengan acceso a servicios y productos financieros formales, conjugando la simplificación normativa con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para poder brindar a la gente productos de fácil acceso. Antes, para abrir una cuenta bancaria se tenía que ir a la oficina, llenar un extenso formulario, firmar y poner la huella, entre otros requisitos, hoy en día se puede abrir una cuenta a través del celular con solo tres datos. Otro de los factores que han contribuido a eliminar barreras para acceder a la banca han sido los Corresponsales Bancarios -CB, un sistema que permite que en establecimientos de propiedad de personas naturales o jurídicas como supermercados, tiendas, droguerías y panaderías, entre otros, se presten servicios financieros en representación de entidades bancarias y financieras y que operen a través de sistemas de transmisión de datos en línea y en tiempo real, lo que ha permitido que la banca llegue a regiones o sectores de difícil acceso. Felipe Caro, ejecutivo de Comunicaciones de Banca de las Oportunidades, informó que actualmente existen en el país cerca de 62.000 Corresponsales Bancarios, de los cuales, 6.071 están en el Valle del Cauca. Los servicios Aunque los servicios dependen de cada intermediario financiero a través de los Corresponsales Bancarios, en general, se pueden realizar transacciones como: recaudo y transferencia de fondos, envío o recepción de giros nacionales, pago de servicios públicos, depósitos y retiros en efectivo de cuentas corrientes, cuentas de ahorros o depósitos a término, consultas de saldos, expedición de extractos y movimientos, desembolsos y pagos en efectivo por concepto de operaciones activas de crédito, recibo y entrega de documentación e información sobre depósitos, así como la relacionada con solicitudes de crédito. Los Corresponsales Bancarios les permiten a los microempresarios acceder a un portafolio de productos y servicios financieros cerca de sus lugares de trabajo o donde tienen sus unidades productivas, lo que les representa ahorro de tiempo y recursos en desplazamientos. “A través de los Corresponsales pueden pagar las cuotas de los microcréditos o por ejemplo, consignar lo producido del día con mayor agilidad, comodidad y seguridad”, explica el ejecutivo. Panorama de la inclusión Los resultados de la inclusión financiera saltan a la vista. “Actualmente tenemos el 99.9% del territorio nacional con presencia del sistema financiero y esto lo que hace es que se sienta que la banca esta cada vez más cerca. Las encuestas dejan ver que la gente cree que la distancia geográfica ya no es una barrera”, afirma Margarita Henao, directora de Inclusión Financiera de Asobancaria. Los cálculos de Asobancaria, con corte a diciembre de 2013, revelan que en Colombia el 71.5% del total de la población adulta tiene acceso al menos a un producto financiero. “Esto quiere decir que existen 22.5 millones de personas que tienen una cuenta de ahorros o corriente, un depósito electrónico o un crédito de cualquier naturaleza”, aclaró Henao. Según Asobancaria, el producto que más aporta al objetivo de la inclusión financiera es la cuenta de ahorros, a la cual hasta la fecha han accedido alrededor de 20,7 millones de personas adultas, seguida por la tarjeta de crédito, con 6,6 millones de personas. En lo que se refiere a las empresas, 632.000 contaban con al menos un producto financiero. 406.000 empresas tienen cuenta de ahorros, lo que consolidó a este producto como el de mayor acceso a nivel empresarial, seguido de cerca por la cuenta corriente a la cual accedieron 360.000 empresas. Aunque se ha avanzado mucho en el tema, todavía hay un largo camino por recorrer. Según la funcionaria de Asobancaria, falta un desarrollo importante en temas de innovación de productos y canales para llegar con más y mejores servicios a todos los sectores de la población. “Los bancos también tienen el reto de buscar nuevos mecanismos para llegar con una mejor oferta al sector rural y para simplificar los trámites de acceso al crédito de bajo monto destinado a cubrir las necesidades inmediatas de las personas que no tienen historial crediticio y provengan del sector informal, para así hacerle frente al crédito ‘gota a gota’, que cobra tasas de interés exageradas”, puntualizó. Asegura además que hoy nuestra regulación exige que las personas demuestren nivel de ingresos y capacidad de pago cuando en el país tenemos un alto número de población informal. “Es necesario poder establecer la capacidad de pago a través del gasto mismo que hacen las personas de sus obligaciones como es el pago de servicios públicos. Con eso se puede estimar su nivel de gasto. Pero este es un tema regulatorio que todavía no le permite a los bancos brindar estos servicios”. En lo que se refiere a las empresas, 632.000 contaban con al menos un producto financiero. 406.000 empresas tienen cuenta de ahorros, lo que consolidó a este producto como el de mayor acceso a nivel empresarial, seguido de cerca por la cuenta corriente a la cual accedieron 360.000 empresas. Aunque se ha avanzado mucho en el tema, todavía hay un largo camino por recorrer. Según la funcionaria de Asobancaria, falta un desarrollo importante en temas de innovación de productos y canales para llegar con más y mejores servicios a todos los sectores de la población. “Los bancos también tienen el reto de buscar nuevos mecanismos para llegar con una mejor oferta al sector rural y para simplificar los trámites de acceso al crédito de bajo monto destinado a cubrir las necesidades inmediatas de las personas que no tienen historial crediticio y provengan del sector informal, para así hacerle frente al crédito ‘gota a gota’, que cobra tasas de interés exageradas”, puntualizó. Asegura además que hoy nuestra regulación exige que las personas demuestren nivel de ingresos y capacidad de pago cuando en el país tenemos un alto número de población informal. “Es necesario poder establecer la capacidad de pago a través del gasto mismo que hacen las personas de sus obligaciones como es el pago de servicios públicos. Con eso se puede estimar su nivel de gasto. Pero este es un tema regulatorio que todavía no le permite a los bancos brindar estos servicios”. Para tener en cuenta: » Los expertos aseguran que la inclusión financiera contribuye a mejorar el nivel de vida de los colombianos y la economía del país. “Está comprobado que tener canales de financiación abiertos permite a las personas afrontar cualquier situación inesperada de la mejor manera, ya sea con ahorros, créditos o seguros. » Bancolombia cuenta con 2.532 Corresponsales Bancarios en todo el país, de los cuales 234 están en Valle del Cauca y de éstos 95 se encuentran en Cali. » El Banco de Occidente actualmente cuenta con 4 grandes Corresponsales Bancarios: Grupo Éxito, Vía Baloto – GTECH, Empresa de Energía del Quindío – EDEQ y Servipagos, con más de 5.000 puntos a nivel nacional, cubrimiento en más de 30 departamentos y 490 municipios de Colombia.