La calidad no se improvisa

Obtener certificaciones de calidad en productos o procesos es uno de los requisitos para las empresas que quieran competir a nivel nacional e internacional. Recomendaciones. Cada día son más las empresas que buscan obtener certificados de calidad en procesos, productos y servicios, con miras a aprovechar las oportunidades de nuevos mercados y mantener el liderazgo frente a sus competidores. La Revista ACCIÓN, con la colaboración del Administrador de Empresas, Orlando Rodríguez, experto en Estrategia, Mercadeo y Calidad, preparó la siguiente guía sobre la certificación de la calidad con base en la norma internacional ISO 9.001:2.008. ¿Qué es ISO 9001:2008? La ISO 9001:2008 es la base del Sistema de Gestión de la Calidad –SGC, que es una norma internacional y que se centra en todos los elementos con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios. ¿Qué empresas, procesos, productos o servicios, pueden obtener la certificación? La certificación, mediante el cumplimiento de los requisitos de la norma internacional de la calidad ISO 9001:2008, se puede implementar en cualquier tipo sociedad empresarial independiente de qué produzca o venda, cuál sea su tamaño o al sector que pertenezca, y aplica para todos los aspectos de la administración de la organización; como mercadeo, ventas, producción, finanzas y demás. ¿Cuáles son las ventajas de contar con la certificación de calidad? » Mejorar la productividad, desempeño y coordinación empresarial. » Enfocarse en los objetivos de su negocio. » Lograr y mantener la calidad de sus productos o servicios para satisfacer las necesidades implícitas y explicitas de sus clientes. » La oportunidad de ir mejorando continuamente. » Confianza en que la calidad que se busca, se está logrando y manteniendo. » Evidenciar a los clientes actuales y potenciales, las capacidades de la empresa. » Apertura de nuevas oportunidades en el mercado o mantener la participación en él y enfrentar con mayor eficacia los desafíos de los TLC actuales. ¿Cuánto tiempo dura el proceso? El tiempo mínimo para certificar una Pyme es de diez meses y el máximo son doce meses, pero depende de la magnitud de la operación productiva y comercial, de los procesos, tamaño y necesidades de la empresa y cantidad de personas involucradas en la certificación. Asimismo, depende de la aplicación y cumplimiento, por parte de los directivos y colaboradores de la empresa, de los cuatro factores de éxito: Cumplimiento, compromiso, liderazgo y trabajo en equipo. ¿Qué sigue después de obtener la certificación? Mantener y administrar el SGC, mediante el cumplimiento de los requisitos de la norma. Para ello es necesario incrementar la cultura del mejoramiento continuo, mediante el aumento de las competencias del personal, buscar mayor estabilidad laboral y mejorar el clima organizacional. ¿Qué pasa si no se mantiene la certificación? Cada año la empresa certificadora evaluará el SGC y el cumplimiento de los requisitos de la norma mediante auditorías externas. Las empresas que no cumplan dichos requisitos recibirán la notificación del retiro del certificado; lo cual representa, no solo desperdicio de recursos, sino de la oportunidad única que le permitiría a la empresa la continuidad del negocio, generación de utilidades y empleos y la apertura de nuevos negocios.
Consultoría

Para apoyar a los empresarios la Cámara de Comercio de Cali cuenta con el programa de Consultoría Empresarial en Gestión de la Calidad ISO 9001:2008, que incluye acompañamiento en todas las etapas del proceso de implementación y certificación. Para mayores informes comuníquese al teléfono: 8861300 extensiones 371-356-359 ó escriba a consultoria@ccc.org.co