Lo que viene para el Valle del Cauca

El 2015 fue un buen año para la economía regional y se prevé que esta tendencia se mantendrá durante el 2016 en materia de infraestructura, inversión y exportaciones. ¿De dónde venimos? Según las cifras más recientes del DANE, el PIB del Valle del Cauca en 2014 creció 4,7%, un registro ligeramente superior al de Colombia (4,6%). Agricultura (7,6%) y servicios (5,7%) fueron los sectores que jalonaron la economía del Departamento en 2014. La buena noticia, es que, pese a la desaceleración de la economía nacional y las difíciles condiciones externas, la dinámica de crecimiento de la economía regional se ha mantenido en lo que va de 2015. Al respecto, la economía colombiana creció 3,0% en el primer semestre de 2015 y, según estimaciones del Banco de la República de Cali y la Universidad Javeriana, el PIB del Valle del Cauca creció 3,8% en igual periodo. Al revisar por sectores, la industria de Cali (junto a Jamundí, Yumbo y Palmira) creció 3,2% en los primeros seis meses de 2015, por encima de Barranquilla (2,6%), Medellín (1,4%), Bucaramanga (-1,6%) y Bogotá (-3,3%). El comercio minorista en la capital del Valle creció 3,9% en enero-agosto de 2015, por encima de Barranquilla (1,6%), Bogotá (-0,1%) y Bucaramanga (-3,3%). Entre enero-septiembre de 2015, se matricularon 23.866 nuevos vehículos en el Departamento, un crecimiento de 2,8% frente al mismo periodo de 2014, mientras que en Santander (-16,0%), Bogotá (-15,5%), Atlántico (-2,7%) y Antioquia (-4,6%) se registraron variaciones negativas. La positiva dinámica del consumo en el Valle del Cauca está asociada con el incremento en el valor de las remesas recibidas por los hogares vallecaucanos. Pese a que en dólares las remesas en el primer semestre de 2015 cayeron 2,6% frente al mismo periodo de 2014, debido a la devaluación el valor en pesos creció 17,9% (Gráfico 1). El Valle del Cauca fue el mayor receptor de las remesas que ingresaron al País, con una participación de 28,8%. De otra parte, en consonancia con el buen momento económico, la población ocupada en Cali continúa creciendo. En julio-septiembre de 2015 se emplearon 75 mil nuevas personas frente al mismo periodo de 2014, registro superior al de las principales ciudades: Barranquilla (29 mil), Medellín (18 mil), Bucaramanga (-5,5 mil) y Bogotá (-63 mil). Esta dinámica en la generación de empleo ha contribuido a reducir la tasa de desempleo en Cali, la cual fue de 10,8% en julio-septiembre de 2015, presentando una reducción de 1,8 pps frente a igual periodo de 2014. La brecha en términos de tasa de desempleo de Cali frente a las principales ciudades es cada vez más reducida y se espera que en diciembre de 2015 se logre una tasa de desocupación de 1 dígito (Gráfico 2). Las finanzas públicas del Departamento muestran una mejoría frente a 2014. Los ingresos de la Gobernación del Valle del Cauca en los primeros nueve meses de 2015 (COP 1,2 billones) crecieron 14,0% frente a igual periodo un año atrás. El aumento en los ingresos sumado al control en los gastos, ha permitido que el Departamento esté cerca de regresar a la categoría especial que perdió desde 2010, cuando los gastos de funcionamiento comenzaron a representar más del 50% de los ingresos corrientes de libre destinación. En el caso de Cali, los ingresos del municipio pasaron de COP 2,0 billones en enero-septiembre de 2014 a 2,3 billones en el mismo periodo de 2015, un incremento de 15,5%. Los ingresos corrientes, que representan 83,8% del total, han crecido 14,3% frente a enero-septiembre de 2014. Dentro de estos, el recaudo tributario ascendió a COP 915,0 miles de millones, registrando un crecimiento de 43,3% frente a los primeros nueve meses de 2014. Asimismo, los ingresos no tributarios por valor de COP 1,03 billones, registraron un crecimiento de 9,4% frente a enero-septiembre del año anterior. ¿Para dónde vamos? El ajuste de la economía colombiana frente a las nuevas condiciones externas de bajos precios de las materias primas y un dólar fortalecido ha sido moderado si se compara con los otros países de la región. Según proyecciones del FMI, Colombia crecerá 2,5% en 2015 y 2,8% en 2016, crecimiento muy superior al proyectado para Latinoamérica (-0,3% y 0,8%) y Suramérica (-1,5% y -0,3%). El Presupuesto de Inversión Nacional para el Valle del Cauca en 2016, será de COP 2,63 billones, esto corresponde a una reducción de 4,3% frente a 2015. Bajo la nueva política de austeridad del Gobierno Nacional, el Valle del Cauca registró la segunda menor reducción de recursos frente a los principales departamentos, después de Atlántico (3,0%) (Cuadro 1). De otro lado, la inversión per cápita en 2016 en el Valle del Cauca será COP 564.807, mayor a Bogotá (COP 487.537) y Antioquia (COP 430.412). Según resultados de la Encuesta Ritmo Empresarial del Valle, para el segundo semestre de 2015, 54,2% de los empresarios afiliados a las Cámaras de Comercio del departamento del Valle indicó que sus ventas aumentarán, 23,1% reportó que contratará más trabajadores y solamente 6,0% está considerando disminuir el número de empleados. De igual forma, 37,7% considera que la situación económica del Departamento estará mejor o mucho mejor durante el segundo semestre de 2015 y 41,6% indica que se mantendrá igual. Proyectos Gracias al ambiente de confianza y buenas perspectivas económicas, el Valle del Cauca vive un boom de proyectos de inversión que se materializarán o empezarán a ejecutar el próximo año. En materia de centros comerciales se destacan Parque Oeste, Marcas Mall, Guayacán y Sagrada Familia. También se iniciará la Construcción de Zonamérica ubicada en un terreno de 38 hectáreas en el sur de Cali, que busca posicionarse como referente de la industria de servicios globales de exportación. En materia de infraestructura, la aceleración en la construcción de la doble calzada Buga-Buenaventura y la nueva carretera Mulaló-Loboguerrero permitirá reducir 1 hora el recorrido Cali-Buenaventura. En cuanto a la terminal aérea, se desarrolla la ampliación y remodelación del Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón. En renovación urbana, se encuentra el proyecto Ciudad Paraíso, un plan renovación del Centro de Cali de 48.408 m2 con nuevo espacio público y nueva zona comercial y de servicios, la Sede Regional Fiscalía General de la Nación y Ciudadela de la Justicia y una nueva Terminal Intermedia del MIO. De igual forma, se entregará la Terminal de Cabecera Calima Norte del MIO que contará con remodelación de acceso a la ciudad, intervención de 90.000 m2 y con 28.700 m2 entre zonas verdes y espacio público. Finalmente, la devaluación del peso impulsará las exportaciones del Valle del Cauca, en la medida que han ganado competitividad cambiaria. Las remesas, por su parte, jugarán un papel positivo en la liquidez de los hogares del Departamento en 2016 lo que contribuirá a mantener la buena dinámica de consumo que ha mostrado la región en lo corrido de 2015.