Uno de los principales retos de este sector es innovar en el desarrollo de productos funcionales y saludables, acordes con las necesidades del mercado mundial. El concepto de Macrosnacks (también conocido como mecato o pasabocas) hace referencia a una pequeña cantidad de alimento y/o bebida que se consume entre comidas o en ocasiones especiales como celebraciones y reuniones. Además, este tipo de productos se caracterizan por ser ligeros y de fácil acceso para el consumidor al no requerir preparación. Algunos ejemplos son los frutos secos, frituras, galletas, bebidas lácteas y gaseosas, productos de confitería y panadería. Según cifras de la firma líder mundial en el mercado de Macrosnacks, Pepsico, para un consumidor representativo en el mercado occidental, mensualmente se presentan 67 ocasiones para consumir este tipo de productos. Aún más, se calculan 9.000 millones de ‘snacking ocassions’ al día, es decir, 3 billones al año. Cabe señalar que 48% de las ventas totales de esta empresa corresponden a pasabocas y 52% a bebidas. La empresa estima que en 2021 el 55% de sus ventas totales corresponderá a pasabocas y 45% a bebidas. Actualmente, el mercado mundial de Macrosnacks supera los USD 400 billones y está creciendo a tasas anuales cercanas a 6% anual, según datos de Euromonitor. Según los analistas, las oportunidades estratégicas para aprovechar el potencial de crecimiento de este mercado se soportan en la capacidad de innovación para desarrollar nuevos productos, especialmente en la categoría de nutrición saludable. Además, resaltan la importancia de las actividades de mercadeo y posicionamiento internacional para poder acceder a mercados más sofisticados y de mejores precios. Las posibilidades de crecimiento de este mercado en las economías emergentes son muy amplias, pues el aumento de la clase media impulsa el consumo de este tipo de productos. Por ejemplo, el consumo per cápita promedio de snacks en Colombia es de 1,9 kg/año, mientras que en EE.UU., es de alrededor 15 kg/año. Algunos resultados Teniendo en cuenta los ejercicios de mapeo y socialización realizados por la Cámara de Comercio de Cali con empresarios de la región, el cluster abarca los siguientes segmentos de demanda final: confitería, lácteos, frutos secos, bebidas, frutas, productos de panadería, chocolatería y frituras. A su vez, estas industrias se encuentran soportadas por actividades como la molinería, producción de edulcorantes, saborizantes, aceites y una industria transversal de empaques, gráficas y publicidad que prestan servicios relacionados. Uno de los retos principales del cluster es lograr adaptarse oportunamente a las variaciones continuas de las preferencias de los consumidores. De manera concreta, este cluster busca innovar en el desarrollo de productos funcional/saludables, es decir, que contengan mayor aporte nutricional, sin dejar de lado su característica de sabor y practicidad. Este objetivo coincide con la tendencia de empresas de talla mundial como PepsiCo, que en los últimos años ha aumentado sus ingresos por productos tipo “good for you”, llegando en 2010 a representar 21% del total de sus ventas. Según las estimaciones preliminares de la Cámara de Comercio de Cali, este cluster facturó cerca de USD 3,0 billones en ventas en 2012. Cuenta con la participación de grandes empresas que son importantes jugadores en el mercado internacional como Colombina y Mondelez y se destaca la actividad de los ingenios azucareros como Incauca, Providencia, Riopaila-Castilla, Manuelita, Mayagüez y La Cabaña, que cuentan con importantes plantas en el Departamento y son proveedores de azúcar de las empresas de confitería, chocolatería, panadería y bebidas.
En los análisis de información realizados por la Cámara de Comercio de Cali se identificó el cluster de Macrosnacks como uno de gran potencial, dadas las ventajas competitivas existentes y la densidad del tejido empresarial existente en la región.
Las 10 empresas más grandes de este cluster concentran 60% del total de las ventas en 2012, lo que equivale a USD 1,9 Billones. En 2012, el cluster registró un crecimiento de apenas 1,4% en el total de sus ventas respecto a 2011 debido a la reducción de los precios internacionales del azúcar y la menor producción nacional del edulcorante. Sin embargo, las ventas del grupo de las 10 empresas más dinámicas del cluster (Productos Calima, Manitoba, Harinera del Valle, Rosquillas Caleñas, Caodel, Sucroal, Panificadora Mami, Del Alba, Productos La Locura y Colombina) registraron un crecimiento de 12,6%, representando el 22,8% de las ventas totales del cluster.