Más fuertes, más firmes

Esteban Piedrahita Uribe Presidente Cámara de Comercio de Cali El nuevo proceso electoral que viviremos a finales de este mes nos obliga a pensar muy bien en la Cali que queremos. Ahora que empezamos a ver señales de recuperación económica, con una clara disminución de los índices de desempleo y la llegada de nuevas empresas a la región, es fundamental redoblar los esfuerzos en torno a la consolidación de la institucionalidad en la ciudad y el departamento. El propósito de sanear las finanzas municipales se logró, pero hay que continuar haciendo esfuerzos en este frente. En la agenda hay temas críticos que nos competen a todos los caleños como la recuperación de Emcali, que ahora está de nuevo en manos del municipio pero no ha entrado en la senda de la eficiencia corporativa que se requiere. Es importante resaltar que el negocio de telecomunicaciones enfrenta grandes amenazas de mercado, que cada día le hacen perder valor y que una empresa estatal pequeña como Emcali no puede enfrentar sola. Es imperativo tomar medidas de fondo que propicien un cambio cultural en la empresa y la orienten hacia altos estándares de servicio en todas las unidades de negocio. Por otra parte, el nuevo mandatario debe tener claro que el mayor activo que podría aportarle a la ciudad es un equipo de funcionarios capacitado e idóneo que asuma con criterio los retos que tiene por delante esta administración. Esto hace necesario pensar en una reforma administrativa profunda, que permita darle a la alcaldía una estructura moderna, que responda a los requerimientos que plantea una ciudad en pleno proceso de crecimiento, que pueda tener continuidad y que actúe libre de compromisos políticos. Así mismo la consolidación de un sistema de transporte público de calidad no admite demoras. La prioridad es encontrar alternativas para que el sistema integrado de transporte masivo (MIO) logre alcanzar el punto de equilibrio, generando el ingreso de los buses que necesitan los habitantes de Cali para movilizarse de manera eficiente por la ciudad. Cali vive una etapa de renovación, hay optimismo en el desempeño de la industria, la inversión privada se ha reactivado y la construcción promete grandes aportes para la economía de la ciudad, pero es necesario trabajar en frentes clave: seguridad, educación, oportunidades para todos. Una excelente opción para establecer ese diálogo intersectorial sería la creación de una Secretaría de Desarrollo Económico que se conecte con el sector privado y apoye todos los esfuerzos que hace la región en pro de la competitividad y la prosperidad colectiva. Esteban Piedrahita Uribe Presidente