Más que canguros y koalas

Mientras Australia se consolida como hub tecnológico y Estados Unidos continúa en el trono de la industria del entretenimiento, India le apuesta al sector editorial. Así opera la economía naranja en ambos extremos del planeta. Está ubicado en Oceanía, tiene cerca de 24 millones de habitantes, registra un crecimiento del PIB constante, dicen los expertos que fue el único país que no presentó decrecimiento durante las últimas crisis financieras mundiales y es el más creativo del mundo, según el índice del Martin Prosperity Institute. Hablamos de Australia, un Estado que le apuesta a las industrias culturales y ha desarrollado un entorno propicio para hacerlas florecer. De acuerdo con la Australian Trade Commission, en su desempeño ha sido clave la construcción de una economía resiliente con un comportamiento anual sostenido a lo largo de 25 años y la generación de un ambiente de bajo riesgo para los negocios. Además, cuenta con una agenda nacional de innovación y ciencia que promueve en sus ciudadanos el gusto por las nuevas ideas, tomar riesgos, la colaboración entre industria e investigadores y la importancia de convertirse en talentos de clase mundial. No en vano es uno de los países que convoca a ciudadanos extranjeros bilingües y calificados para que llenen las vacantes de los cinco sectores que ha priorizado como parte de su estrategia. Entre ellos está la manufactura avanzada, servicios y tecnología, que incluye juegos digitales y salud digital. Adicionalmente, Australia ofrece una moderna infraestructura para la industria de comunicaciones y tecnología, altos niveles de inversión, ambiente para la investigación, incentivos tributarios para los más creativos y una fuerte protección de la propiedad intelectual. Por otro lado, cifras recopiladas por la Comisión Regional de Competitividad del Valle del Cauca dan cuenta del movimiento de la publicidad y las artes escénicas en el territorio de los canguros y los koalas. En 2013, el gasto en el primer sector fue de US$12.3 millones (4% del PIB de Colombia). El segundo sector factura US$1.1 billones anuales y emplea, junto con la música, a cerca de 35.000 personas. En el ranking de países más creativos sigue Estados Unidos, que cuenta con la joya de la corona: Hollywood. De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Propietarios de Salas de Cine (Nato, por sus siglas en inglés), de los US$38.300 millones que se recaudaron en taquilla a nivel global en 2015, Norteamérica contribuyó con más del 25% (US$11.000 millones) y superó su récord, conseguido en 2013, cuando aportó US$10.900 millones. Los clásicos Jurassic Park y La guerra de las galaxias fueron las películas más vistas del año. En Nueva York, este país ha construido otro emporio, el del teatro y los musicales, que no tiene comparación. The Broadway League, asociación de comercio de esta industria, tuvo ingresos por US$1.37 billones entre 2014 y 2015 y una audiencia de 13.1 millones de personas en 1.626 presentaciones realizadas por semana. Estados Unidos, que ocupa el tercer lugar en la lista de países más competitivos del Foro Económico Mundial, también ha puesto su cuota en el desarrollo de la industria de la cultura digital. En 2013, fue responsable del 30,6% de las ventas de este sector, la mitad de lo que registró toda Europa. El secreto de India Aunque no está en la lista de los 10 países más creativos, India se consolida como un mercado emergente atractivo para quienes quieren desarrollar industrias creativas por su crecimiento y potencial a largo plazo. Además, hace parte de la región Asia – Pacífico, el mercado más grande para las industrias culturales y creativas, según el informe Cultural Times The first global map of cultural and creative industries, elaborado por EY y publicado en diciembre de 2015. Aunque se reconoce por ser la base de operaciones de compañías especializadas en software y BPO, entre otras razones por lo económica que resulta su mano de obra, es líder en otras industrias. De hecho, en 2014, se convirtió en el décimo mercado más grande de libros y registra crecimientos en las ventas de diarios. Hoy se venden 110 millones de copias de periódicos diarias, que son leídas por más de una persona. Según la World Association of Newspapers and News Publishers, supera a China, Japón, Estados Unidos y Alemania, lo que los investigadores de EY atribuyen al crecimiento de una clase social alfabetizada y a los deseos de la población de reflejar cada vez un mejor estatus social y económico. Sea fácil de creer o no, India también es el segundo mercado más grande a nivel mundial de YouTube, con casi 100 millones de usuarios únicos por mes. Y la industria más grande en términos de producción cinematográfica con cerca de 3.000 películas por año, en más de 20 lenguas, aproximadamente 200% más que en Estados Unidos. “Aunque no hay restricciones a las importaciones, los filmes locales dominan el mercado”, menciona la investigación. Ellos representan entre 90% y 95% de las películas proyectadas, ahí está otra clave del éxito de las industrias creativas en este país. Pero no todo es color de rosa. A pesar de que India es el sexto mercado en el ranking de la industria cinematográfica a nivel mundial (con ingresos de taquilla por US$1,7 billones en 2014) no tiene políticas claras sobre protección de derechos de autor. El informe de EY señala que, según el Global Intellectual Property Center IP Index, tiene un puntaje de 6,24 en este rubro frente al 22,5 de Reino Unido, lo que constituye la más grande amenaza para su economía naranja, debido a que no garantiza una adecuada protección de la propiedad intelectual que refleja su próspera industria creativa.