Morelco, un aliado de la infraestructura del país

Esta empresa caleña, con más de 30 años de historia, ha desarrollado obras en todo el territorio nacional y actualmente incursiona en Ecuador. Hablamos con su Gerente General, Arturo Serna. Morelco se fundó hace 36 años en una casa del Barrio Alameda. Sus primeros trabajos fueron instalaciones eléctricas pequeñas y el primer cliente que tuvo fue Propal. Luego, pasaron a ser uno de los principales contratistas de Emcali para sus montajes en agua, energía y teléfonos y unos años después, la empresa fue escogida para instalar la iluminación de la pista donde aterrizaría el Papa Juan Pablo II y del lugar desde donde les hablaría a los caleños. Desde hace 20 años, Morelco empezó a ejecutar trabajos para la industria de hidrocarburos, como subcontratistas en la terminal del poliducto en Yumbo y luego se surgieron los primeros contratos propios para Ecopetrol, inicialmente en Barrancabermeja. Hoy, la compañía se ha expandido de tal manera, que ha participado en montajes para todas las actividades de superficie en hidrocarburos: producción, transporte y refinación, lo que los ha llevado a ser proveedores de los mayores productores nacionales y a ejecutar por estos días su primer proyecto en Ecuador. Han crecido de la mano del desarrollo en infraestructura del país, ¿cómo ve entonces el panorama en los próximos años, tanto para Colombia como para la empresa? Es claro que hay muchas inversiones en infraestructura represadas en el país. Su ejecución requiere una mejor capacidad administrativa por parte de reguladores y prestadores de los servicios. En esto el país ha avanzado, aunque resta mucho por mejorar. En lo que nos concierne, vemos señales alentadoras en la transformación de Emcali y algunos ajustes en estrategia de Ecopetrol. Otra buena señal para nuestro panorama es que la ingeniería colombiana es exportable, como lo demuestra nuestra entrada en Ecuador. ¿Cuáles han sido las obras más destacadas donde la compañía ha prestado sus servicios a nivel regional y nacional? En energía eléctrica, montamos las subestaciones de Cartago y Páez, ambas de 230 KV. En hidrocarburos, hemos contribuido a través de obras de cierta magnitud en diferentes eslabones de actividad. Construimos, por nuestra cuenta o en consorcio, el sistema de mezclas (blending) en la Refinería de Cartagena; la planta de hidrotratamiento, plantas ambientales y el sistema de turbogeneradores en la Refinería de Barrancabermeja; los poliductos Pozos Colorados – Galán, con 500 kms de longitud, y el Poliducto Andino. Además, los sistemas de evacuación de crudos pesados en Monterrey, Altos de Porvenir y Apiay; los sistemas de tratamiento de crudo en Casabe y de crudo y aguas de producción en Acacías, este último en proceso; y diseñamos e instalamos sistemas contra incendio en 18 bases de producción y transporte de Ecopetrol. Actualmente, estamos ampliando la capacidad de la refinería de Esmeraldas en Ecuador. ¿Cómo han involucrado el desarrollo y la innovación en la prestación de sus servicios? La solución creativa de problemas es una necesidad en el día a día de cada obra, y fomentamos en nuestros ingenieros esta actitud hacia los proyectos. Gracias a ellos hemos podido adaptarnos continuamente para ejecutar con éxito proyectos muy diversos, muchos de alta complejidad. También somos activos en la transferencia tecnológica hacia nuestro país. Trabajamos muy de cerca con aliados del mundo para adaptar tecnologías de punta a la situación particular de los sectores en Colombia. Por ejemplo, Rockwell Automation, estadounidense líder mundial en automatización, nos invitó a presentar en su conferencia mundial el sistema de protección que diseñamos junto con ellos e instalamos en un poliducto en Colombia, por considerarlo una adaptación innovadora de la tecnología existente. Estamos instalando tecnologías para producción de crudo nuevas en el país junto con aliados noruegos y suizos, con quienes hemos diseñado la adaptación de las mismas a nuestro medio. También estamos instalando una tecnología de energía limpia a través de recuperación de vapores, ya estrenada en Europa, por primera vez en Latinoamérica para Cemex. Aparte, hemos generado capacidades propias distintivas. Como ejemplo, invertimos en la certificación de un grupo de ingenieros especialistas en diseño de sistemas contra incendio, que tiene capacidades únicas en el país. ¿Qué sectores económicos son los que muestran un mejor panorama en el país? Desde nuestra perspectiva, los sectores de energía, minas y petróleo tienen un amplio potencial por sus necesidades de ampliación de capacidad. Sentimos que la mejoría en seguridad está permitiendo realizar muchas de estas ampliaciones. El ingreso de inversionistas en exploración de petróleo y en energía eléctrica le ha dado mucho dinamismo al desarrollo tecnológico y la productividad de estos sectores. ¿Cuáles son los retos de la empresa para este 2014? En cuanto al servicio a clientes, buscamos desarrollar la capacidad de incursionar en proyectos de mayor escala, a través de alianzas y acceso a inversionistas. Estos proyectos generalmente requieren el manejo de tecnologías sofisticadas, muchas de las cuales se pueden adaptar e implementar a través de aliados tecnólogos, e inversiones de capital importantes que irían más allá de nuestra capacidad propia. Los retos internos se centran en adecuar nuestros procesos para apoyar de forma efectiva el crecimiento que hemos venido experimentando. Datos de interés: En el 2013 la empresa generó 2700 empleos directos y empleó a más de cien profesionales vallecaucanos calificados, en su mayoria ingenieros. Actualmente, Morelco tiene sedes administrativas permanentes en Cali, Bogotá, Barrancabermeja y Ecuador. El año pasado ejecutaron proyectos desde más de 25 ubicaciones en la Orinoquía, Costa Atlántica, Suroccidente y Centro del país, y en Esmeraldas, Ecuador.