Nuevas Tecnologías, aliadas del sector

GLOSARIO:

ERP: Planificación de Recursos Empresariales (Enterprise Resource Planning), permite la integración de ciertas operaciones de una empresa, especialmente las que tienen que ver con producción, logística, inventario, envíos y contabilidad.

RFID: Identificación por Radio Frecuencia: tecnología que permite la lectura simultánea de varios artículos sin tener que pasar uno a uno por un equipo lector, lo que redunda en una mayor eficiencia y productividad, además de reducir drásticamente los tiempos. Estos beneficios son aplicables, entre otras aéreas, a las de carga, despacho y procesamiento de pedidos.

VOICE PICKING: Esta tecnología permite mejorar los tiempos de preparación de pedidos en las bodegas, haciendo que el preparador reciba instrucciones por medio de un auricular y pueda confirmar la realización de la acción también en forma verbal, a diferencia de los sistemas tradicionales, en los cuales se accede a la información por medio de una terminal portátil.

WMS: (Warehouse Management System) Son sistemas de gestión de almacenes, que permiten integrar las operaciones de gestión de almacén con el resto del negocio. Esto significa que los departamentos de ventas, compras y almacén pueden compartir y procesar información simultáneamente. También significa que puede controlar mejor el movimiento y almacenamiento de la materia prima y mercancías y optimizar la utilización del espacio.

YMS: (Yard Management System) es una herramienta de soporte para los procesos de gestión de medios de transporte que facilita la toma de decisiones relacionadas con el aprovechamiento de los mismos.

TMS: (Transportation Management System) Es una aplicación enfocada al planeamiento, administración y control de flotas de transportes terrestres, destinados a la distribución de mercaderías.

La administración de bodegas, el manejo de flotas, la generación de órdenes y el transporte de los artículos son algunas de las áreas en las que la tecnología, bien aplicada, puede hacer la diferencia.

La incorporación de nuevas tecnologías en los procesos logísticos permite a las empresas responder efectivamente a las exigencias de la economía actual que cada día demanda organizaciones más innovadoras tanto en productos y servicios, como en procesos internos que agilicen y aseguren las operaciones. Su uso adecuado constituye la base para mejorar la competitividad y la calidad del servicio ofrecido.

La tecnología es una herramienta clave para el planeamiento, organización, comunicación e integración de los procesos y datos de la empresa, para la administración de la cadena de suministros y las relaciones con los clientes.

Por fortuna, los diferentes avances tecnológicos desarrollados a nivel mundial para el sector logístico llegan de una manera progresiva a Colombia. Muchas empresas de la región han hecho importantes inversiones en software y hardware para la implementación de sistemas de información integrados (ERP), y una serie de importantes módulos que hacen más eficientes los procesos en general. Entre otras aplicaciones ya es frecuente escuchar hablar sobre el uso de sistemas RFDI, WMS y Voice Picking, que permiten una mayor precisión en el manejo de inventarios.

En lo relacionado con el transporte, la incorporación de dispositivos fijos o portátiles a vehículos para seguimiento y registro también ha cobrado gran relevancia, al igual que el uso de escáneres de última generación para la inspección de contenedores.