Palanca para ‘tecnoemprendedores’

Tecnoparque Sena Centro Astin tiene abiertas sus puertas a las personas que quieran desarrollar emprendimientos de base tecnológica. Carecer de la tecnología necesaria para hacer tangible una idea innovadora de negocio ya no es una barrera para emprender. Ahora el Tecnoparque Sena Centro Astin puede brindarle el acompañamiento que requiera para hacerla realidad. Este es uno de los 15 nodos creados por el Sena a lo largo del territorio nacional, abarca la zona suroccidente de Colombia y desarrolla iniciativas provenientes de emprendedores con diferentes perfiles. El Tecnoparque actúa como acelerador para el desarrollo de proyectos de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) materializados en prototipos funcionales en cuatro líneas tecnológicas: electrónica y telecomunicaciones, tecnologías virtuales, ingeniería y diseño y biotecnología – nanotecnología. De acuerdo con el ingeniero Eduardo Ramírez, gestor senior de la línea de Diseño e Ingeniería de Tecnoparque, este brinda a los innovadores acompañamiento de profesionales en áreas como ingeniería y diseño industrial para transformar sus ideas en productos funcionales. Así mismo, les ofrece su infraestructura tecnológica de vanguardia sin costo alguno con el fin de caracterizar y fabricar los prototipos que requiere cada proyecto. Los interesados deben tener las competencias mínimas para trabajar en equipo con los expertos del Sena, asistir a una charla informativa que se programa todos los miércoles y exponer sus ideas. Luego, un comité de expertos evalúa el componente innovador y tecnológico de la idea de negocio y da el aval a las que pueden aportar al desarrollo de un sector a nivel nacional o internacional. Los emprendedores pueden recibir el apoyo de una de las cuatro líneas de desarrollo de Tecnoparque y cuando las metas se cumplen en esas instancias, los talentos reciben apoyo en diseño y gestión de marca y portafolio comercial para dotarlos de las herramientas necesarias para enfrentar un mercado real. “Los procesos en Tecnoparque no duran más de cinco meses porque nos interesa que el producto desarrollado tenga una salida comercial casi inmediata. El Sena solo espera que los talentos divulguen su experiencia con nosotros para así aportar al crecimiento regional”, asegura Ramírez. Además, la entidad presta servicios tecnológicos a empresas de la región que requieran usar sus equipos y le apuesta a la formación de aprendices. Desde 2014, se han concluido con éxito 189 proyectos, 16 han obtenido acompañamiento de grupos de investigación, 7 han sido patentados, 57 se han lanzado al mercado como productos y 11 han sido seleccionados para participar en iniciativas como Fondo Emprender y Valle E, programa de la Red Regional de Emprendimiento del Valle operado por la Cámara de Comercio de Cali. Este es el caso de Biopanel, empresa creadora de un panel compuesto de fibra orgánica (desecho industrial de la caña de azúcar) útil en la fabricación de mobiliario y en construcción, por ser resistente a la humedad y a fuertes impactos. También se destaca la silla ergonómica y ecosostenible Meraki, fabricada con láminas plásticas y guadua reciclada, que cuenta con patente de diseño industrial. En el Valle del Cauca surgen cada día nuevos talentos. Por eso, Tecnoparque espera terminar con éxito 48 proyectos y lanzar al mercado 36 productos de emprendedores que, como sus antecesores, tienen el reto de ganar esta carrera por la innovación. Contacto: e.ramirezlasso@gmail.com