Recuperación del jarillón, el gran reto

Marcela Huertas Figueroa,  Presidente Ejecutiva de la GIP.La Gerencia de Gestión de Innovación y Proyectos FDI-GIP, tiene a su cargo la gerencia integral del Plan Jarillón de Aguablanca y Obras Complementarias de Cali, el proyecto de inversión más grande que se ejecutará en la ciudad en los próximos años. Marcela Huertas Figueroa, Presidente Ejecutiva de la FDI-GIP, habló con ACCIÓN sobre éste y otros proyectos en los que está trabajando este organismo. La GIP se creó hace un año con el propósito de estructurar proyectos prioritarios para la ciudad y la región, ¿cuál es el balance de esta primera etapa de labores? Muy positivo. Llevamos 15 meses de labores y ya tenemos la gerencia integral del proyecto del Jarillón del Río Cauca, la cual se realiza a través de un convenio firmado con el Fondo Adaptación. Este es el proyecto social más importante para la ciudad en los próximos años. Contempla la reubicación de 7.885 familias en riesgo y una gran obra de ingeniería civil para reforzar el jarillón con miras a prevenir que medio Cali se inunde si se llegará a desbordar el río Cauca. La GIP tiene otras líneas de acción como son la estructuración de alianzas público- privadas –APPs, y mercadeo de fondos, ¿qué avances han logrado en este sentido? Estamos ayudando a Cali a estructurar la primera APP, para la construcción del anillo vial perimetral que será anunciado muy pronto. Este es un proyecto que cuesta alrededor de US$1.200 millones y tiene una cobertura vial de 60 km. En el tema de mercadeo de fondos hemos hecho una gran labor para que el municipio tenga accesos a recursos del Banco Mundial que ya nos incluyó en su programa de ciudades inteligentes, como también recursos de la Fundación Ford, y estamos aplicando a fondos adicionales a través el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Financiera Internacional. En noviembre del año pasado se presentaron 33 proyectos ante un grupo de inversionistas locales e internacionales. ¿Qué se logró con esto? Precisamente uno de los resultados de esa presentación fue el APP para el anillo vial perimetral ya que una de las empresas se interesó en el proyecto y desde entonces ha venido trabajando en la estructuración del mismo. Además tenemos empresas como Siemens, Mitsubshi, y Chec que ya están identificando con nosotros proyectos para inversión. Otro gran logro fue ayudar a la creación del Grupo Empresarial Vallecaucano –GEV, una iniciativa de Alberto Losada, presidente de Fanalca, como un ejercicio de asociatividad que ha tenido muy buena acogida por los empresarios debido a la confianza que genera el Alcalde Rodrigo Guerrero como un interlocutor serio y transparente, lo cual los motiva a participar en los proyectos prioritarios para Cali. En este momento ya hay alrededor de 20 empresarios asociados, pero la idea es que sean muchos más para que sea una estructura muy democrática que le permita al sector privado y empresarial asociarse con el sector público para realmente volver a Cali y al Pacífico una región competitiva. Además, estamos haciendo un trabajo muy arduo con los inversionistas locales y extranjeros que siguieron estudiando cada proyecto para ver si pueden presentarse a través de una inversión directa, un APP, o través de apalancamiento con entidades multilaterales. Un ejemplo de esto último es el proyecto de residuos que estamos estudiando detalladamente con los Ministerios de Medio Ambiente y Vivienda, y el ‘Center for Clean Air Policy’ (CCAP) de los Estados Unidos que tiene fondos disponibles para promover la reducción de emisiones de CO2 o su equivalente a través del programa de Nationally Appropriate Mitigation Action (NAMA) de residuos, que de alguna manera reemplaza el protocolo Kyoto porque desafortunadamente no dio los resultados esperados. La apuesta de la GIP es que cada proyecto que estructure tenga un balance entre el impacto social y el desarrollo económico, ¿bajo este marco qué otros proyectos impulsa la Gerencia? Además del Jarillón hay dos proyectos prioritarios: Ecociudad Navarro y el Corredor Verde. El primero será un nuevo planteamiento que se hace en Colombia para desarrollar un ecosistema sostenible y autosuficiente para que las comunidades de escasos recursos en unas 400 hectáreas puedan generar ingresos propios, desarrollar microempresa a través del reciclaje de agua y de residuos y producción de energía a través de fuentes renovables como el sol o el viento. Por su parte el Corredor Verde revitalizará una zona de 15 kilómetros del corredor férreo e impactará la ciudad de sur al norte. El proyecto de Jarillón beneficiará a 2,5 millones de habitantes de Cali al disminuir el riesgo de inundación y daños en la infraestructura de suministro de agua potable y drenaje de aguas. Para la ejecución del proyecto Jarillón el Fondo Adaptación ha firmado convenios con: » CVC: para construir las obras de reforzamiento. » Emcali: para la realización de obras para la protección de la infraestructura de servicios públicos. » Fondo Especial de Vivienda- FEV: para realizar el cierre financiero de las soluciones de vivienda de interés prioritario. » Alcaldía de Cali:para la gestión social en el proceso de reubicación de los habitantes asentados en la zona.