Sanando con amor

En 30 años de labores, Casa de Colombia ha contribuido a cambiar la calidad de vida de de 18.500 niños, especialmente del suroccidente del país, ofreciéndoles atención en temas de salud, educación y nutrición.

Consuelo Ramos“Gracias por darme la luz de esperanza que tanto busqué”, así concluye su relato Consuelo Ramos, una joven oriunda de Buenaventura, que con el apoyo de la Fundación Casa de Colombia cumplió su sueño de superar su problema de escoliosis congénita, una enfermedad que poco a poco le fue deformando su columna vertebral y le afectó los pulmones y el corazón, y con la cual, según los médicos que la atendían en su ciudad natal, debía de aprender a convivir.

“Mi padre nunca estuvo conforme con el diagnóstico. Por eso viajamos a Cali donde conocimos esta Fundación que me ayudó para que en el 2005, a mis 13 años, me operaran en la Clínica Valle del Lili, allí los médicos hicieron el milagro y hoy soy una persona normal”, cuenta Consuelo.

Como ésta, son muchas las historias de niños que se han beneficiado con el trabajo de la fundación, que surgió hace más de 30 años gracias la solidaridad de los empleados de la empresa Carvajal motivados, por la señora Herminia Zamarriego Muñoz. Herminia conoció a Edison Yepes, un niño que había recibido un impacto de bala en la columna y ningún hospital había querido hacerse cargo de su tratamiento, pues el pequeño no tenía ningún tipo de seguridad social. Esta mujer pasó puesto por puesto recogiendo el dinero que cada uno pudiera aportarle, y así consiguió los recursos que le permitieron al pequeño obtener atención médica.

Hoy, a través de esta Fundación se brinda ayuda a niños entre cero y 18 años de edad, habitantes de los estratos 1 y 2. Se les ofrece atención y acompañamiento en temas de de salud, educación y nutrición.

LA SALUD
“En el programa de salud, atendemos niños de manera personalizada; aquí llegan familias que buscan apoyo para iniciar el proceso de diagnóstico y tratamiento de sus hijos”, explica Margarita Lenis, directora de la Fundación.

Además, desde hace 21 años realizan ‘Jornadas Médicas Internacionales’, con apoyo especialistas norteamericanos, quienes donan una semana de sus vacaciones para atender a aquellos pequeños que necesitan intervenciones quirúrgicas de alta complejidad.

Así mismo, con la colaboración del Fundación Clínica Infantil Club Noel, llevan a cabo ‘Jornadas Especializadas con Médicos Colombianos’, y ‘Jornadas
Preventivas’ en diferentes sectores de Cali y sus alrededores para realizar consultas, evaluaciones auditivas y visuales y entrega de medicamentos.

Desde el 2009, cada miércoles se atienden casos particulares en el Hospitalito Infantil Niño Dios del Distrito de Aguablanca.

CIFRAS DE INTERÉS:

» 72.000 consultas médicas realizadas
» 39 Jornadas de Ortopedia y Traumatología para atender 8.213 niños.
» Se han hecho 1.313 cirugías y 2.751 procedimientos quirúrgicos.
» 21 Jornadas de Columna y Escoliosis con 1.245 niños atendidos, 201 niños operados y 237 procedimientos realizados.
» 57 Jornadas Mixtas en el Club Noel en las que se realizaron 5.731 procedimientos Odontológicos y 1.093 quirúrgicos.
» 38 Jornadas Preventivas en las que se hicieron 6.298 consultas y entrega gratuita de medicamentos.

EDUCACIÓN Y NUTRICIÓN
Con el programa de educación se apoya a los niños mediante una beca estudiantil que cubre parte de los costos escolares. En los últimos 20 años se han entregado 6.528 becas beneficiando en promedio a 350 niños por año.

“En cuanto a nutrición, desde el 2004 apoyamos el Hogar de Paso Refugio de Vida de la Fundación FAS, donde se alojan niños de diferentes regiones del país que vienen a realizar su tratamiento médico en Cali. En este hogar se da alojamiento y alimentación completa el niño y su madre durante el tiempo necesario para su recuperación”, asegura Lenis.
Por medio del programa de nutrición, también se brinda orientación a instituciones dedicadas al cuidado y protección de niños en situación de riesgo, garantizando así mejores condiciones para su crecimiento y desarrollo integral.

LOS RECURSOS
Esta obra es posible gracias al apoyo de diferentes personas y empresas, que voluntariamente realizan donaciones. Actualmente la Fundación ha creado el Plan Padrino Integral, que consiste en el aporte mensual que va desde una unidad ($4.800), y hasta el número de unidades que la persona pueda aportar de acuerdo a su capacidad económica. “En el momento tenemos algunos convenios con empresas para hacer la deducción a través de nómina a los colaboradores que deseen vincularse a la obra”, explica la directora.