Satisfechos pero…

La encuesta de percepción ciudadana Cali Cómo Vamos plantea los grandes retos de la nueva administración frente a los caleños, y los ejes sobre los cuales orbitará su imagen frente a la ciudadanía. El buen camino que la región ha comenzado a transitar se confirma en la versión 2015 de la encuesta de percepción ciudadana Cali Cómo Vamos. El 68% de los consultados dijo estar satisfecho con la capital del Valle como una ciudad para vivir, con seis puntos más de los registrados en el 2014. También subió el porcentaje de optimistas con la manera en que las cosas evolucionan, 50% frente a 44% del 2014. Pero esto no será suficiente para que el nuevo alcalde de la ciudad satisfaga las expectativas de sus coterráneos rápidamente, ya que la evaluación de su gestión estará muy atada a la mejora en materia de movilidad, la sensación de seguridad y el despliegue que haga el mandatario de sus diferentes iniciativas. Así se concluye del estudio aplicado entre 1.220 caleños mayores de 18 años, residentes en las 22 comunas de la ciudad y pertenecientes a los seis estratos socioeconómicos. De hecho, en 2015 estos aspectos se ubicaron entre los más bajos de los últimos ochos años. En materia de movilidad los resultados dan un parte preocupante, ya que no se registra mejoría en los principales indicadores y se mantienen en los mismos niveles del 2014. Así, mientras la moto ha sido la jalonadora del uso de medios privados de transporte, el MIO no ha logrado contribuir al mayor uso de los medios públicos. El uso del transporte privado es cada vez mayor (43% en 2015), y es el máximo histórico registrado en los últimos diez años de mediciones. La moto pasó de un 11% de usuarios en 2007 a un 29% en 2015, mientras el MIO sigue rezagado.
Los avances del informe le permitieron a Cali, a pesar de su rezago, pasar de la posición 10 entre 11 ciudades Cómo Vamos en 2014, a la 6 entre 10 en 2015.
El 51% de los caleños que trabajan y estudian fuera de su casa (personas que se movilizan frecuentemente por la ciudad), toman más tiempo en sus desplazamientos que el año pasado y solo el 9% dijo demorarse menos. De este grupo, el 43% se desplaza en medio privado, 32% usa el MIO, 13% usa modo no motorizado (5% a pie, 8% en bicicleta), y solo el 10% usa el resto del sistema público (6% bus o colectivo y 4% taxi), y un 1% el transporte informal.
Educación y cultura, con avances

Entre los hogares encuestados se llegó a un 72% de satisfacción por la educación recibida por jóvenes y niños, seis puntos más que en 2014. Sin embargo, se mantiene una brecha entre públicos y privados, ya que la satisfacción de los privados mejoró (83%) y la de públicos se mantuvo estable (66%). La satisfacción con la oferta cultural de la ciudad es de 61% en 2015, 16 puntos más que el año pasado, pero muy similar a la de 2013 (59%), cuando hubo un importante número de eventos de talla internacional en Cali. Al igual que en cultura, la satisfacción con la oferta recreativa y deportiva de la ciudad creció en 2015 (69%), trece puntos más que en 2014.
Retos en seguridad En materia de seguridad se registran avances significativos ya que el porcentaje de caleños que fue víctima de un delito bajó seis puntos (14%) en comparación con el 2014. Paradójicamente, la percepción de inseguridad en el barrio en 2015 es la más baja en las dos últimas administraciones (17%). De quienes reportaron ser víctimas de un delito, el 72% sufrió atraco, raponazo o robo (hurto a personas), mientras otros delitos no llegan al 10% de incidencia entre las víctimas de alguno de esos delitos. El hurto de celulares concentró la mayoría de los casos (69%). Los principales problemas de seguridad que identifican los caleños en sus barrios son: atracos callejeros (43%), drogadicción (34%), pandillas (25%) y tráfico de drogas (12%). Frente a estos delitos, la comunidad plantea como las soluciones más importantes contar con un mayor número de policías disponibles (23%) y generar oportunidades de empleo (19%). Los frentes de trabajo municipal más reconocidos por la gente son parques y zonas verdes (21%), vías y obras (19%), aseo (16%), movilidad vial (14%), cultura y deporte (12%) y educación (10%). En resumen, mientras 62% reconoce alguno de los temas indagados en el cuestionario, 38% no reconoce el trabajo en ninguno de ellos. El empleo (56%), la salud (53%) y la educación (43%) son los temas que el 56% de los caleños consultados considera prioritarios para el recién elegido alcalde Maurice Armitage. También mencionaron otros aspectos que deben recibir atención, aunque con menores puntajes: pobreza y vulnerabilidad (25%), vivienda (22%), movilidad (18%), seguridad y convivencia (17%), ambiente (13%) e igualdad de oportunidades (11%). Cali cuenta entre sus áreas de mejor desempeño, de acuerdo con la percepción, educación, salud, servicios públicos, cultura, deporte y recreación, la vivienda y el barrio, básicamente por la posibilidad de acceso a estos servicios, aunque persisten los retos en términos de satisfacción en educación y salud. También es un avance significativo en términos de calidad de vida el que se reporte una mejor situación económica de los hogares y una baja autopercepción de pobreza.