La incursión de productos de aseo y cuidado personal orientados de manera exclusiva para los hombres marcó una tendencia que continúa en expansión. Brasil, Perú y Chile ofrecen nichos con potencial para Colombia. Champú para hombres, cremas faciales que limpian efectivamente la grasa, tratamientos para evitar la caída del cabello, fajas moldeadoras, y espumas de afeitar con aloe vera son solo algunas de las nuevas ofertas que encuentran los caballeros en los estantes de almacenes y farmacias para mejorar su presentación personal. Estas líneas de productos para ellos confirman el interés de las nuevas generaciones de hombres que se preocupan mucho más por su imagen y no temen sentarse en una peluquería para que le realicen el pedicure. Hoy, los señores van al nutricionista, le dedican tiempo al gimnasio y visitan a su dermatólogo en busca de soluciones para las cicatrices, las manchas o la calvicie. Sin embargo, no hay que confundirse con los metrosexuales que revolucionaron la estética hace unos años, generando una línea muy fina entre lo masculino y lo andrógino. No, para nada. Este nuevo hombre es lo que se calificaría como el ubersexual, que desea conservar todas las características masculinas pero cuidando su salud y su presentación personal. De adentro hacia afuera En Bodytech, el líder del mercado de los centros médicos deportivos en Colombia, que registró ingresos operacionales por $111.617 millones en 2014, la mitad de los usuarios está conformada por hombres, quienes cada vez con mayor frecuencia utilizan servicios como zonas húmedas y nutricionista. Esta compañía cuenta con 68 sedes en todo el país, cuatro de las cuales se encuentran en Cali, ofrece el servicio de entrenamiento personalizado y masajes deportivos y terapéuticos. Nicolás Loaiza, presidente de BodytechEn 2014, según Nicolás Loaiza, presidente de esta organización, “la industria fitness experimentó un crecimiento importante a nivel mundial, lo cual indica que cada día son más las personas que quieren tener una mejor apariencia, aumentar su desempeño en sus actividades cotidianas y deportivas y, en general, tener una mejor calidad de vida”. La proporción de hombres y mujeres que van a entrenar es la misma en todas las regiones del país pero el perfil de usuario sí varía un poco. “Los hombres caleños son tal vez más efusivos, fiesteros y descomplicados. Su interés principal es su imagen, por lo que clases como rumba, el área de musculación y las clases de ‘indoor cycling’ es donde se registra una participación mayor”, dice Loaiza. Según cifras de la compañía, el ritmo de crecimiento de la clientela caleña ha sido uno de los más altos del país, pues se incrementó un 27% en 2014 en comparación con el 2013, y llegaron a los 8 mil usuarios. Este comportamiento se atribuye a dos fenómenos detectados por esta industria: uno es el ritmo de vida cada vez más acelerado y por lo tanto más estresante, en el cual no es suficiente con tomar el descanso en la casa, por ejemplo, viendo televisión. El otro argumento es que el hombre cada vez pierde más el temor a reconocer que merece consentirse con un masaje relajante, al igual que perdió el miedo a leer revistas de moda o vestirse con ropa más ajustada. Incluso, se considera una tendencia global que el varón no se sienta avergonzado por cuidarse las uñas, el pelo o la barba: “Es subirse a la ola de la autocomplacencia, del indulto donde él se permite y sabe que se merece consentirse sin sentirse culpable por hacerlo”, comenta Camilo Andrade, propietario de un gimnasio en el occidente de Cali. Mejorar sin pena En cuanto a la parte estética, esta cubre diferentes frentes, como los tratamientos para la piel. Según voceros de la Clínica Láser de Piel, el mercado masculino representa aproximadamente el 30% de su clientela. Entre los tratamientos más buscados están los enfocados en eliminar cicatrices, especialmente las producidas por el acné; los hongos en las uñas, la depilación láser, especialmente en la barbilla, y las venas en la cara. Por otra parte, Isabel Salazar, directora de comunicaciones de Orange Theory Fitness Colombia, un nuevo centro deportivo que abrió sus puertas hace apenas un mes en Bogotá y en pocos meses llegará a Cali, comenta que en un principio la estrategia de mercado estuvo enfocada al público femenino pero al cierre del primer ciclo de mercadeo encontraron que la mitad de los nuevos clientes eran hombres. Ellos también se incluyen en la tendencia de alimentación sana que se ha identificado en los últimos años. De acuerdo con la Encuesta Global de Nielsen sobre Salud y Bienestar (tercer trimestre de 2014) en los próximos seis meses el 72% de los consumidores piensa comprar más fruta, y el 65% más vegetales. Entre los productos con más demanda se ubican pescados y comida de mar, agua, nueces y semillas, cereales, jugos y yogurt. En tanto que disminuirá el consumo de comidas rápidas y congeladas, aguas saborizadas y caldos, entre otros.
Cluster con potencial

Según el reporte Enfoque Competitivo de la Unidad Económica y de Planeación de la Cámara de Comercio de Cali, publicado en noviembre de 2014, las ventas del Clúster de Bienestar y Cuidado Personal en el Valle, conformado por 208 empresas, sumaron US$1.633 millones en el 2013, lo que evidenció un crecimiento del 6% con respecto al 2012.

Las exportaciones alcanzaron los US$193,9 millones, con una participación del 29,6% del mercado nacional, lo que le otorga el segundo lugar en ventas al exterior a nivel nacional.

Los despachos internacionales del departamento se concentran en mercados vecinos como Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil y Panamá, que representan el 84,2% del total exportado, con un valor de US$163,3 millones, y un crecimiento promedio de 18% entre 2011 y 2013.
De acuerdo con un estudio de Euromonitor Internacional sobre las principales tendencias de consumo en segmentos de belleza y cuidado personal (publicado en 2014), Brasil ofrece grandes oportunidades en el cuidado masculino: desde champú para el cuerpo y el cabello hasta líneas exclusivas de productos para el cuidado de la piel, de cara y cuerpo. También existe un importante mercado en desarrollo en Chile y Perú, países en donde los hombres han logrado incrementos significativos en su capacidad de compra y han comenzado a experimentar con productos ‘a su medida’ a partir de la introducción de la categoría de cuidado para el cabello sólo para ellos. ¿Quiénes les hablan? Por lo general, las campañas más exitosas han sido protagonizadas por actores o deportistas reconocidos en cada región, lo que confirma el interés por mantener sus ‘cualidades’ de machos-machos pero incorporando elementos de buen gusto y clase en sus rituales de aseo. En cuanto al tipo de producto, este consumidor prefiere las cosas simples, que pueda usar fácil y rápido para no perder demasiado tiempo así que lo mejor es ofrecer productos de aplicación sencilla e instrucciones cortas. Ellos quieren verse bien, sin que el sacrificio sea exagerado.