Soluciones efectivas para la agroindustria

José Peña Gerente General para Colombia de Biosalc Corporation.Biosalc, una empresa brasilera que decidió ‘echar raíces’ en Cali le apuesta al Plan Hortofrutícola del Valle del Cauca como plataforma de expansión de la agroindustria en la región. José Peña es el Gerente General para Colombia de Biosalc Corporation, una empresa con más de 20 años de experiencia en soluciones tecnológicas para la agroindustria, que desde el año 2008 decidió trasladar su casa matriz de Brasil a Cali, debido a las grandes ventajas que ofrecía la región para su expansión. ACCIÓN habló con este ejecutivo para conocer las perspectivas de este sector y los avances de la empresa: ¿Por qué hacer esta apuesta por el Valle del Cauca? Primero, porque la compañía buscaba una ubicación estratégica en Latinoamérica que le permitiera irradiar a bajo costo una solución de categoría mundial a la que antes no tenían acceso sino las grandes empresas. Buscamos cuál era el país que brindaba la posibilidad de desarrollo de nuestras soluciones y Colombia era el único de América Latina que podía atender diversidad de cultivos y microclimas. Luego estuvimos muy tentados a irnos para Bogotá por ser capital, pero el núcleo de nuestra solución estaba dirigida inicialmente para los ingenios azucareros del Valle del Cauca y pues encontramos la respuesta para estar acá. Esos ingenios tienen un alto grado de tecnificación en sus procesos y a ese avance ha contribuido Biosalc con todas sus soluciones, así que era importante estar cerca de este sector. En Cali empezamos solo con el área comercial y de ventas en el año 2008 y de ahí en adelante seguimos estudiando la capacidad de la agroindustria nacional para empezar a diseñar toda la estrategia y logramos modularizar las soluciones y generar desde Cali todo nuestro proceso. ¿Qué tipo de soluciones ofrece Biosalc? Tenemos unas soluciones que maximizan la eficiencia, la efectividad y la producción de las organizaciones agrícolas e industriales y que abarcan toda la cadena productiva, desde la planeación del cultivo hasta el envío del producto final al cliente. Adicional, generamos unos indicadores de gestión que evalúan el comportamiento de las organizaciones. Una vez reconocemos el proceso interno de la compañía, determinamos unos indicadores de gestión que nos permiten hacer control en tiempo real para generar mejoras que repercuten directamente en la competitividad de la empresa. El Valle ha tenido una evolución importante en el tema agroindustrial, ¿cómo ha hecho Biosalc para ir de la mano con ese desarrollo? Tenemos un departamento de investigación y desarrollo que se encarga de la renovación, innovación y mantenimiento de las soluciones de acuerdo con las necesidades del mercado. Además, nos nutrimos de todos los clientes, sus necesidades y sus avances, para aplicarlos a diferentes sectores agroindustriales. No somos solo una herramienta, sino un consultor de servicios que apalanca la productividad de las empresas, apoyados en la tecnología. √En el Valle del Cauca hay gran diversidad de productores en cuanto a tamaños y capacidad de producción, ¿cómo integrar a los pequeños que no cuentan con la capacidad de acceder a estas soluciones para que puedan ser más efectivos? Entendimos que habían dos nichos de mercados: las empresas grandes con músculo financiero y los pequeños agricultores o empresarios que no tienen cómo acceder a soluciones de este tipo, entonces lo que hicimos fue acercarnos a las agremiaciones para que por medio de ellas, pudiéramos llevarles nuestras soluciones. Un ejemplo fue un convenio que logramos con Ciamsa, que además de comercializar el azúcar de los ingenios, también le vende insumos a los pequeños y medianos productores, entonces ellos quisieron generar un valor agregado creando un sistema de información estándar que les permite conocer las necesidades de sus clientes y poder atenderlos efectivamente. Son 1.800 cañicultores beneficiados en este caso. También hay mucho que hacer a nivel gubernamental porque podemos atender 45 tipos de cultivos y actividades agroindustriales. Estamos participando en el Plan Hortofrutícola del Valle donde a le apostamos 5.441 agricultores agremiados bajo ese gran proyecto. Tenemos que definir un sistema integrado de agricultura para que el Gobierno pueda conocer las necesidades y las actividades de esos agricultores y así optimizar el sector.
Soluciones efectivas: Gracias a las soluciones de Biosalc se han reducido costos en insumos, combustibles y lubricantes, entre otros aspectos en diversos cultivos. También han logrado el aumento de la vida útil en maquinaria, disminución del uso de los aforos de agua y afluentes y el mejoramiento de la operación por parte del capital humano. Además se hace control de plagas en tiempo real con mapas digitales.
¿Qué le falta al sector agroindustrial para seguir creciendo? Lo principal es que el pequeño y mediano productor tengan acceso a la tecnología para que puedan llegar a nuevos nichos. Ello requiere una alfabetización digital en la que entiendan que esa optimización les va a mejorar sus ingresos y calidad de vida. ¿Cuáles son los proyectos más importantes de Biosalc para este año? El Plan Frutícola del Valle es nuestro proyecto bandera en este momento. Con él vamos a posicionar al Valle como el piloto de desarrollo tecnológico y sería el primer departamento con un sistema estándar de información agrícola. Queremos que el Valle sea líder nuevamente en innovación. También seguimos empeñados en crecer en el sector de los pequeños medianos y pequeños porque son un gran polo de desarrollo. Más información en www.biosalc.com.co