TCBUEN, anclada en Buenaventura

Miguel Ruiz, gerente de TCBUENEn los años 90, un grupo de inversionistas de Buenaventura creó una sociedad para desarrollar un puerto maderero y pesquero. La idea nunca se materializó, pero sentó las bases para que en los primeros años del siglo XXI se diera vía libre a la construcción de un puerto de contenedores. Así nació TCBUEN, la Sociedad Portuaria de Contenedores de Buenaventura. En 2007, Grup Maritim TCB, de España, se interesó por el negocio y se convirtió en el primer accionista extranjero en invertir en puertos de contenedores en Colombia. “Esa época era complicada por las dificultades asociadas a la violencia, pero el grupo identificó una oportunidad y se vinculó al proyecto”, asegura Miguel Ruiz, gerente de TCBUEN. Le apostaron a Buenaventura no solo porque es el principal puerto del país, sino porque en ese momento sólo existía en la zona un puerto multipropósito que no cubría las necesidades de todos los clientes. El nuevo puerto, en cambio, se especializaría en el cargue y descargue de buques y contenedores. La terminal de contenedores empezó a operar en 2011, una vez concluida la primera fase de las obras. Desde entonces, se ha convertido en un referente de la actividad portuaria por su eficiencia y las ventajas logísticas que brinda a sus clientes, como la reducción en el tiempo de entrega de las mercancías y unas instalaciones idóneas para realizar su actividad. Así mismo, ofrece el servicio de llenado de contenedores con mercancía de exportación como café y azúcar. “TCBUEN fue diseñado en fases para que la inversión fuera proporcional al volumen de actividad del mercado. Se han invertido US$400 millones y ampliado la capacidad de 350.000 TEUs (unidad de medida de transporte marítimo expresada en contenedores de 20 pies) a 650.000 TEUs con la segunda fase que opera desde 2015”, señala el directivo. El ser mono operador, es decir que solo TCBUEN opera dentro de su terminal, lo convierte en uno de los más seguros y confiables del país. De acuerdo con el gerente, así mismo, la terminal se ha propuesto generar empleo en esta importante urbe. De hecho, el 70% de su planta total compuesta por 400 empleados, proviene de esa ciudad. “Sabemos que existen personas capaces de desarrollar el trabajo que requerimos, solo hay que formarlas”, afirma el vocero. Por esto, se invierte en la formación del talento humano en requerimientos específicos de esta industria de la mano de aliados regionales como el Sena. La terminal también se beneficia de los proyectos que se adelantan en el departamento. Para Ruiz, serán vitales obras como la doble calzada Buga–Buenaventura porque reducirá recorridos y costos, la ampliación del canal marítimo de acceso al Puerto y las mejoras que se realizan al Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, en Cali. “La conexión de una segunda red eléctrica también será importante, así como el acueducto. En la ciudad y el departamento se ha hecho un trabajo destacado para mejorar la calidad de vida de los habitantes, en la seguridad se han dado pasos firmes. Seguiremos aportando para hacer de la región y del Puerto un lugar mucho mejor”, concluye.