Tejiendo puentes

Para responder a los requerimientos de dos clientes, la empresa especializada en jeans Cheviotto S.A. decidió embarcarse en la aventura de exportar. Aunque se ha visto afectada por el TLC con EE.UU., su meta es seguir abriendo mercados. Manufacturas Cheviotto S.A. es una empresa familiar dedicada a la producción y comercialización de jeans. A punto de cumplir 30 años de actividades, demuestran con orgullo que el tamaño no importa cuando de exportar se trata. Sus productos, elaborados por 50 empleados directos y 200 indirectos, son acogidos con gran entusiasmo por consumidores en España, Italia, Estados Unidos, Chile, República Dominicana, Costa Rica y Guatemala. Y este año esperan conquistar el mercado boliviano. Claudia Correa, líder de Exportaciones, afirma que el comercio electrónico es una herramienta a la que le apuestan para incrementar sus ventas en otros países. ¿Cuándo surgió y se consolidó el objetivo de exportar? Hace 14 años, cuando dos clientes de Pereira se fueron a vivir a España y EE.UU. y quisieron continuar comprando nuestra producción. Por su solicitud, iniciamos nuestra experiencia exportadora hacia esos países. ¿Qué dificultades han sorteado desde entonces? Exportar requiere un constante aprendizaje y actualización en temas de regulaciones cambiarias. Aunque las asesorías del Gobierno para las pymes son insuficientes, los bancos sí brindan capacitaciones útiles. Existe el temor de dar crédito en el exterior y desconocimiento sobre cómo funcionan algunos instrumentos para asegurar carteras. ¿Qué factores determinaron la estrategia comercial? Las dificultades del mercado nacional son conocidas por nuestro sector. Nos afectan la informalidad, el contrabando, el lavado de dineros, entre otros. Esas problemáticas hicieron que volcáramos nuestra atención hacia otros países y alimentaron nuestro interés en incrementar las exportaciones. ¿La situación cambiaría y los TLC han incidido en su negocio? La situación cambiaria del último año nos ha beneficiado financieramente y ha hecho más competitivo nuestro producto en el exterior. En cuanto a los TLC, especialmente el firmado con EE.UU., son una muestra del desconocimiento del gobierno sobre nuestro sector porque se firmó ese tratado para las prendas de vestir sin verificar que en Colombia se produjeran las telas de la manera indicada para cumplir con la norma del componente principal, el índigo. Las empresas que lo producen no tienen cómo certificar el origen de sus fibras ante la Aduana Federal Estadounidense. ¿El comercio electrónico ha impulsado su actividad económica? Nuestra experiencia con esta herramienta es nueva, pero sí le apostamos. En EE.UU. opera nuestra página www.cheviotto.us, que esperamos sea un nuevo canal de distribución que llegue a las mujeres latinas que buscan un ingreso adicional con la reventa de nuestras prendas. Donde tenemos distribuidores oficiales, los apoyamos con portales conceptuales para estimular sus ventas. ¿Cuál es la ventaja del Valle como plataforma de negocios? En la región hay universidades y una mano de obra calificada, además se invierte en conectividad (carreteras, aeropuerto, Puerto de Buenaventura), lo que atraerá más inversión.