Un reto extraordinario

En Colombia hay 1.000 empresas creadas en los últimos cinco años que han tenido una tasa anual de crecimiento compuesto del 15%. Esta y otras características las definen como emprendimientos dinámicos y de alto impacto. Edición especial. Empleo, riqueza, eficiencia, innovación, exportaciones, rentabilidad, sostenibilidad, transformación, competitividad. Todos estos términos están asociados a un tipo de compañía poco común que en los últimos tres años se ha convertido en el foco de diversas políticas y programas de entidades como Bancoldex y, por supuesto, la Cámara de Comercio de Cali: los emprendimientos de alto impacto y con potencial de crecimiento extraordinario. Este tipo de empresa, de acuerdo con diferentes estudios, representa menos del 10% del parque empresarial en economías desarrolladas. Según Luis Fernando Castro, presidente de Bancoldex, en Colombia hay 1.000 empresas creadas en los últimos cinco años que han tenido una tasa anual de crecimiento compuesto del 15%, lo que las configura en el tipo de emprendimientos que encarnan el alto potencial. “El emprendimiento dinámico y de doble dígito genera el 57% de los ingresos de este país y el 64% de la utilidad operativa. Entonces no hay mejor negocio que apoyar las empresas que tienen masa crítica y generan valor para la economía colombiana. Hay que ayudarlas a que se aceleren en ese crecimiento”, sentenció Castro durante la presentación de la nueva estrategia de la entidad a comienzos de 2015. Así mismo, dentro del proceso de reinvención de la CCC, desde hace un año se estructuraron diversos programas con los que se pretende retar los modelos tradicionales de hacer negocios y acompañar a los emprendedores que tienen el potencial para que lo desarrollen al máximo. Valle Impacta, Cali MeetUP y Valle E fueron diseñados con ese propósito, pero también con el objetivo de generar sinergias con otros actores del ecosistema emprendedor en la región para trabajar en aspectos tan fundamentales como la mentalidad, el networking, los modelos de aceleración y las redes de ángeles inversionistas. Apuesta con sentido Esta gran apuesta por lo extraordinario tiene todo el sentido. Según el informe Escalando el Emprendimiento en Colombia, las empresas de alto impacto crecen rentable, rápida y sostenidamente, son capaces de lograr un nivel de ventas significativo en una década y de generar así grandes oportunidades de empleo. En esencia, son fundamentales cuando se propende por el crecimiento económico con equidad social y se quiere generar prosperidad para todos los grupos socioeconómicos. Los emprendedores de alto impacto asumen los retos que plantea el desempleo mediante la innovación, el fortalecimiento de las cadenas de valor y la apuesta por la expansión a largo plazo. En suma, tienen en sus manos la capacidad de transformar la región al generar mayores factores competitivos. Pero llegar allá requiere de un acompañamiento que los fortalezca y les permita proyectarse. Financiación, cultura emprendedora, mentoría y asesorías de alto nivel forman parte de esa receta ganadora. Y en esta edición especial hemos comprobado que en el Valle se cocina una gran alianza por el emprendimiento transformador y la innovación empresarial. Una serie de eslabones fundamentales para que el ecosistema se consolide están aportando lo mejor: universidades, mentores, ángeles inversionistas, fondos de capital de riesgo y otros actores clave. Todos se han comprometido para lograr que el emprendimiento de alto impacto se convierta en un propósito para la transformación regional.