Un Valle del Cauca a la conquista

La canasta exportadora del Valle tiene un alto componente de sofisticación tecnológica. Al sumar estas condiciones a las ventajas logísticas que ofrece la región se obtiene una fórmula inmejorable para ampliar los destinos de las exportaciones vallecaucanas. Contar con una canasta exportadora diversificada y un fuerte tejido empresarial son las banderas del Valle del Cauca en su gesta por la conquista de mercados internacionales. Según cifras de la Comisión Regional de Competitividad del Valle del Cauca (CRC), los productos con mayor representación en las ventas internacionales del departamento en 2015 fueron azúcar (12,3%), confitería (10,9%), material eléctrico (8,1%), papel y cartón (7,5%) y café y té (5,8%). Ecuador encabezó la lista de los principales compradores (16,5%), seguido por Perú (13,8%), EE.UU. (13,7%), Venezuela (13,1%) y Chile (5,8%). “Un gran número de las empresas de la región participa en categorías de mercado y segmentos de alto valor, lo que refleja el destacable grado de sofisticación y capacidad competitiva que puede alcanzar el departamento”, afirma Lina Saavedra, gerente de la CRC. Esta realidad ha permitido que la región enfrente la contracción de las exportaciones en los últimos dos años. De acuerdo con el Dane, en julio de 2016 las exportaciones del país disminuyeron 27,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior al pasar de US$3.012,4 millones a US$2.188,7 millones. Este resultado se presentó por la reducción de 20,2% en las ventas de combustibles y productos de las industrias extractivas y una caída de 38,3% en las exportaciones de la industria manufacturera. El valor de las exportaciones del Valle pasó de US$1.083 millones en el periodo de enero a julio de 2015 a US$960 millones en el mismo periodo de 2016, según la Cámara de Comercio de Cali (CCC). En este contexto se destaca que desde el año 2015 la región tomó el liderazgo en las ventas externas de bienes agroindustriales: participó con 32,8% del total acumulado en los doce meses. Y entre enero y julio de 2016 ha aportado 35,5% del total nacional. “Entre los departamentos colombianos, el Valle registra la mayor participación de productos agroindustriales dentro de su canasta exportadora –resalta Saavedra-. Esto se debe a la variedad de climas, la tecnificación del sector agrícola, la capacidad científica de instituciones como el CIAT y Cenicaña y la consolidación de la agroindustria azucarera y sus actividades asociadas”. De hecho, de acuerdo con la CCC, el segmento de bombones, caramelos, confites y pastillas y el de chocolates reportaron los mayores crecimientos en el valor de las exportaciones a nivel departamental con variaciones anuales de 33% y 11%, respectivamente, entre enero y julio de 2015 y el mismo periodo de 2016. En los primeros siete meses de este año el Valle fue el segundo departamento con más participación en la exportación de productos con alta intensidad tecnológica con 19.1% del total nacional. En el mismo periodo, dice la CCC, “las 10 principales empresas exportadoras de manufacturas de alta intensidad tecnológica en el Valle representaron 95.6% del total de productos exportados con un alto nivel de sofisticación en el Departamento”. Círculo virtuoso El buen momento económico del Valle del Cauca está soportado en su diversidad productiva y en un tejido empresarial conformado por 1.114 empresas que, en los últimos cuatro años, exportaron a más de 140 países. “El registro de exportaciones per cápita, excluyendo bienes minerales y petróleo, fue de US$388,2 en 2015, el tercero más alto entre los principales departamentos, superando a Bogotá (US$342) y al promedio nacional (US$314)”, afirma la gerente de la Comisión Regional de Competitividad. El Valle del Cauca tiene fortalezas en materia logística que impactan de manera positiva la competitividad de las empresas. El Departamento está incluido en dos de los corredores logísticos estratégicos de Colombia, el que conecta Bogotá y Cali y el que une a Medellín y Cali. Y se ubica en el tercer lugar del ranking de participación en actividades logísticas (transporte, almacenamiento y comunicaciones), que representan 6,6% del PIB departamental, asegura la vocera de la CRC. Según el Reporte de Logística de la Comisión Regional de Competitividad, en el Departamento hay más de 3.000 empresas prestadoras de servicios logísticos que registraron ventas por US$979 millones en 2015. Saavedra afirma que durante abril y junio de 2016, el número de empleos registrados en Cali relacionados con actividades logísticas representó 11,5% del total nacional. Buenaventura es la segunda zona portuaria que más volumen de carga movilizó en el país durante 2015: 29,8% de la carga de importación que ingresó al territorio nacional lo hizo a través de este puerto; 24,3% llegó por Cartagena, y 17,6%, por Santa Marta, señalan los informes de la CRC. En ese sentido, otra buena noticia ha corrido por cuenta de la reducción en los costos logísticos, que hoy son más convenientes para los empresarios. La Encuesta Nacional de Logística revela que en las empresas del Valle del Cauca los costos de transporte y distribución registraron menor participación en el total de costos logísticos (35,1%) en comparación con Bogotá (38,8%) y Antioquia (37,0%). El procesamiento de pedidos de clientes por parte de las empresas también registró una baja participación en el total de costos logísticos (5,4%). En Bogotá y Antioquia fue de 12,0% y 10,3%, respectivamente. Que las empresas asentadas en el Valle tengan menores costos logísticos sumado a las mejoras en infraestructura que se realizan en el Departamento, agregan puntos valiosos al momento de abordar clientes internacionales que están en busca de mejor rentabilidad para hacer negocios.