Un Valle que se Atreve

El departamento cuenta hoy con una Narrativa Estratégica de Competitividad basada en cinco fortalezas de la región para alcanzar un futuro extraordinario. La Narrativa Estratégica de Competitividad del Valle del Cauca propone una visión compartida de futuro sobre las posibilidades de desarrollo económico del Departamento, soportada en sus potencialidades. Este ejercicio fue coordinado por la Comisión Regional de Competitividad y en él participaron diferentes actores de los sectores público, privado y académico, con el acompañamiento permanente de otras 12 instituciones que trabajan por el desarrollo regional. El ejercicio fue financiado por la Gobernación del Valle del Cauca e iNNpulsa Colombia.
Instituciones aliadas

Andi, Cámara de Comercio de Cali, Comité Intergremial y Empresarial del Valle, Comité Universidad Empresa Estado Valle, Fenalco, Gerencia de Gestión e Innovación de Proyectos, Grupo Empresarial Vallecaucano, Grupo Multisectorial, Invest Pacific, Red de Universidades por la Innovación, Sistema Regional de Responsabilidad Social y Unidad de Acción Vallecaucana.
El principal objetivo de la Narrativa ‘Un Valle que se Atreve’, es posicionar al Valle del Cauca a nivel nacional e internacional en términos de competitividad y en ese sentido, promover el crecimiento empresarial de la región y generar mayores ingresos y mejores condiciones de vida para las personas. La apropiación de esta Narrativa y la implementación de su hoja de ruta contribuirán a que en los próximos 10 años se registre una tasa de desempleo departamental menor a 7,0% y un PIB per cápita superior a USD$10.000. Las cinco fortalezas identificadas fueron: Un Valle de Gente Creativa Esta fortaleza se refiere al gran potencial que tiene el Departamento en la consolidación de la denominada Economía Naranja, que según el Banco Interamericano de Desarrollo es “el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual”. Las empresas del Valle que hacen parte de la Economía Naranja vendieron, según la metodología del BID y los datos registrados en las cámaras de comercio del Departamento, $3,7 billones en 2014, con un crecimiento de 5,6% frente al año anterior en términos reales. Las exportaciones de estas empresas en 2014 superaron los USD$221 millones y representaron 10% de las exportaciones totales del Departamento. La actividad de la industria creativa se soporta en la capacidad individual y colectiva de crear valor sobre el cual se pueda aprovechar el registro de autoría. Por esta razón, la segunda etapa de la implementación de la hoja de ruta de la Narrativa Estratégica de Competitividad se enfocará en visibilizar a los vallecaucanos y a las empresas que exponen de manera evidente esta fortaleza. Un Valle de Ciudades Esta fortaleza corresponde a la oportunidad de implementar una estrategia de desarrollo regional que aproveche que el Valle del Cauca es el departamento colombiano con mayor número de ciudades intermedias (8 con más de 100.000 habitantes). Esta característica le permite al Departamento utilizar gran parte de su territorio para promover el crecimiento empresarial y poblacional de forma descentralizada, incluso en municipios pequeños, de tal forma que las empresas y los ciudadanos puedan satisfacer algunas necesidades específicas de servicios sofisticados en las ciudades intermedias o en Cali. Mientras Cali aporta 49% del PIB departamental, en conjunto Buenaventura, Buga, Cartago, Jamundí, Palmira, Tuluá y Yumbo aportan 35%. De esta forma, ocho de los cuarenta y dos municipios del Valle del Cauca generan 84% del PIB departamental. Un Valle sin Distancias Esta fortaleza hace referencia a las ventajas de ubicación geográfica, conectividad, dotación de infraestructura y la diversidad del tejido empresarial del Valle del Cauca. En conjunto, estas características representan para las empresas una mayor facilidad relativa para acceder a más de 2.200 millones de consumidores en la Cuenca del Pacífico y a más de 70% de la clase media colombiana, que se encuentra a menos de 8 horas por carretera desde el centro del Departamento. En este contexto, el Valle del Cauca cuenta con el único nodo portuario comercial sobre el pacífico colombiano, seis zonas francas, más de 40 parques industriales, un ferrocarril que conecta a varias ciudades (incluida Buenaventura), una sofisticada infraestructura vial, más de setenta y seis vuelos directos internacionales y más de trescientos vuelos semanales a destinos nacionales. La conectividad del Valle del Cauca con Colombia y el mundo se refleja a través de aspectos como el hecho de contar con más de diez colegios bilingües, más de cuarenta instituciones de educación superior y doce universidades (4 de ellas con acreditación de alta calidad), lo cual permite encontrar talento humano en diferentes áreas de conocimiento. Estas condiciones permitieron que entre 1930 y 2015 llegaran al Valle del Cauca 110 empresas extranjeras, algunas de ellas a través de la adquisición de empresas nacionales. Un Valle de Bionegocios Esta fortaleza hace referencia a la destacada presencia y dinámica reciente de distintas empresas que soportan su operación y competitividad en la implementación de modelos de negocio donde hay interdependencia de sus procesos de abastecimiento (materias primas), producción y distribución con el medio ambiente y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. En este contexto, en el Valle del Cauca operan más de veinte centros de investigación y desarrollo de clase mundial relacionados con estas actividades productivas. Entre los principales centros se encuentran: Cenicaña, CIAT, Parque Biopacífico, Biotec, entre otros. Otro aspecto de la estructura productiva del Valle del Cauca, que respalda la identificación de esta fortaleza dentro de la Narrativa Estratégica de Competitividad, es que el Departamento es el mayor productor agrícola del país (9,6% del total nacional). Un Valle a la Conquista Esta fortaleza hace referencia al posicionamiento de varias de las empresas del Valle del Cauca en mercados locales e internacionales con altos grados de sofisticación. En este sentido, varias empresas de la región participan en categorías de mercado y segmentos de alto valor, lo cual refleja el destacable grado de sofisticación y capacidad competitiva que puede llegar a alcanzar el Departamento. El profesor Ricardo Hausmann ha demostrado que los países y regiones con mayor diversidad y complejidad exportadora logran superar en términos de desarrollo a otros países. Al respecto, el Valle del Cauca tiene la segunda estructura productiva más diversificada del país, después de Bogotá. En este mismo sentido, el área metropolitana de Cali (incluidos Yumbo, Palmira y Jamundí) reportó la segunda canasta exportadora de mayor sofisticación en 2014, después del área metropolitana de Barranquilla. En el Valle hay 1.100 empresas que exportaron a más de 130 países en los últimos 4 años, de tal forma que el registro de exportaciones per cápita, excluyendo bienes minerales y el petróleo, fue de USD 475 en 2014, el tercero más alto entre los principales departamentos, por debajo de Antioquia (USD 553) y Atlántico (USD 546) para el mismo periodo.