Una Babel industrial

El norte del Cauca se configura en un atractivo polo de desarrollo industrial. A comienzos de noviembre se inauguró la planta de la mexicana M3M, desde la que se planea atender los mercados del área Andina y Panamá. La estratégica ubicación geográfica y la fortaleza del tejido agroindustrial y manufacturero del suroccidente colombiano fueron parte de los atractivos para que la mexicana Manufacturera 3M (M3M) decidiera construir su primera planta internacional en la Zona Franca del Cauca, al norte de ese departamento. La compañía, fundada en 1954 en el estado de Veracruz y líder en soluciones innovadoras e integrales de ingeniería para diversos sectores, trabaja desde hace años con los ingenios colombianos pero como parte de una agresiva estrategia de expansión decidió llegar de manera directa a estos clientes y, de paso, fortalecer su posicionamiento entre los sectores industriales de Sur América, especialmente en los segmentos de producción de azúcar, minas y energía. En el Valle se cultivan más de 225.000 hectáreas de caña, lo que lo convierte también en el epicentro de los bionegocios a nivel nacional. Además, su cercanía al puerto de Buenaventura y la frontera con Ecuador lo configuran en un corredor comercial por excelencia para los países del área andina, de hecho, M3M aspira atender desde Colombia los mercados de Bolivia, Perú, Panamá, Guyana y Venezuela. La nueva planta, inaugurada a comienzos de noviembre, tiene un área de 1.800 metros cuadrados y demandó inversiones por US$1.500.000. Durante el primer año de operaciones esperan alcanzar ventas cercanas a los $ 4.700 millones en el mercado nacional, pero la meta para el 2020 es tener una facturación anual cercana a los $30.000 millones y aumentar la capacidad instalada bajo la premisa de evolucionar conforme a los retos de las nuevas tecnologías que impulsen la productividad. En sus instalaciones se fabricarán desde molinos completos hasta sus piezas y partes. “Estimamos que para la industria azucarera fabricaremos de 25 a 30 piezas mensuales de rodillos grandes o masas de ingenio, la principal pieza que produciremos. También tenemos la capacidad de hacer equipo de pailería y soldadura de grandes dimensiones”, explicó Juan Miguel Bueno Ros, presidente y director general de M3M. El portafolio incluirá tachos, evaporadores, cuchillas, estaciones de limpieza, tanques de diferentes tipos, equipos para la cogeneración de energía, calderas de bagazo de última generación y, en general, cualquier equipo que requiera un ingenio. Incluso, está en capacidad de construir una planta completa de procesamiento desde cero gracias a sus fortalezas tecnológicas, que los han consolidado como uno de los proveedores más importantes de los azucareros mexicanos y de empresas en otros 40 países a los que exportan. De acuerdo con Bueno, quien visitó el país para participar en la inauguración de la planta, la Zona Franca del Cauca “representa un lugar a donde uno puede traer un producto desde afuera para trabajarlo y entregarlo finalizado”. Dadas las ventajas tributarias que ofrece la figura jurídica, la compañía podrá disponer de inventarios para atender de manera inmediata los requerimientos de los ingenios. El directivo no escatimó en elogios para el complejo y el departamento por la colaboración que le dieron durante todo el proceso de montaje de su nueva planta, que cuenta con características de primer nivel, y aseguró que la inversión realizada en esta primera etapa es una muestra de que caminan con paso firme hacia las metas que se han trazado. Así mismo, resaltó la satisfacción que se percibe en la empresa por la contribución al empleo en la región, ya que cuentan con 25 colaboradores colombianos que serán fundamentales para aprovechar al máximo la capacidad de producción.
El Pacífico, destino de inversión

Manufacturera 3M llegó a Colombia de la mano de Invest Pacific. De acuerdo con Alejandro Ossa Cárdenas, nuevo director ejecutivo de esa entidad, el primer acercamiento se dio porque los mexicanos le vendían repuestos a Fanalca y, al conocer la dinámica del Valle del Cauca, el Cauca y su tejido empresarial se interesaron por abrir operaciones en la región. Además, era un proveedor clave para los ingenios del departamento a los cuales atendía mediante despachos desde la planta en México. “Hay otras firmas de tecnología, infraestructura y logística que seguirán sus pasos, pero solo es viable hacer públicos sus nombres en diciembre, cuando los negocios ya estén confirmados”, anticipó Ossa.