Una vez inscrita el acta de disolución, el liquidador debe cumplir con lo siguiente:

  • Realizar las publicaciones que ordenen los estatutos.
  • Elaborar los inventarios y el balance final de la sociedad.
  • Pagar el pasivo interno y externo.
  • El remanente se debe entregar a la entidad que haya elegido el órgano competente de conformidad con lo establecido en los estatutos.
  • El proyecto de adjudicación del remanente debe someterse a consideración del máximo órgano y elaborarse el acta en la que conste su aprobación.

 

¿CÓMO SE REGISTRA LA LIQUIDACIÓN?

El proceso de liquidación termina con el registro del acta que aprueba la cuenta final de liquidación y adjudicación del activo patrimonial en la forma antes mencionada.

El acta de las Entidades sin Ánimo de Lucro creadas bajo los preceptos del artículo 40 del Decreto 2150 de 1995, debe levantarse observando las prescripciones previstas en sus estatutos, relativas a órgano competente, convocatoria, quórum y lo previsto en el artículo 189 del Código de Comercio o la norma que lo modifique o reemplace.

Si en los estatutos de la entidad sin ánimo de lucro no se regulan los aspectos relativos al órgano competente, convocatoria, quórum y mayorías, en la reunión debe estar presente o representada, la mayoría de los miembros de dicha corporación o asociación que, conforme a la ley, tengan voto deliberativo. Igualmente debe tenerse en cuenta que las decisiones deben ser adoptadas por la mayoría de los votos de los miembros presentes o representados.

Para las Entidades sin ánimo de lucro del sector solidario debe tener presente lo siguiente:

La inscripción y los certificados de los actos, libros y documentos de estas entidades, se efectuará en los mismos términos y condiciones y pagando los mismos derechos previstos para el Registro Mercantil. Por lo anterior, debe entenderse que las normas registrales generales de las sociedades se aplican al registro de las entidades sin ánimo de lucro, entre las que se puede mencionar el artículo 189 del Código de Comercio, que determina el valor de prueba suficiente que se le otorga a las actas cuando cumplen los requisitos que la misma norma determina.

Por norma general, no será procedente acudir a las normas sustanciales especiales previstas en el Código de Comercio para las sociedades, ya que no existe norma aplicable a las entidades sin ánimo de lucro de que trata esta Circular que remita a dicha preceptiva ni permita su integración normativa. Por lo tanto, no le son aplicables las normas de inexistencias ni de ineficacias del Código de Comercio.

Al solicitar la inscripción del acta cancele el valor que le liquidará el cajero.  La inscripción del acta o del documento de liquidación causa adicionalmente un impuesto de registro a favor del departamento de Valle del Cauca, en una tarifa del 0,7% del sobre el valor adjudicado.

OBSERVACIONES

Si la entidad que se liquida posee establecimientos de comercio matriculados, que no van a ser cerrados, deberán adjudicarse en el acta de liquidación, de lo contrario, el liquidador debe solicitar la cancelación de las matrículas de los establecimientos.

Por carecer de ánimo de lucro, estas entidades no podrán contemplar la repartición entre sus asociados del remanente.