Alianzas que salvan negocios

17 jun 2020

Para Daniel Delcourt, gerente nacional de ventas de Parasoles Tropicales, el coronavirus y la cuarentena representan el freno de mano que la vida les puso para parar y pensar. Aunque al principio fue como vivir en una película de terror. “Esa primera semana quedamos en shock, paralizados, nadie estaba preparado para esto. Sacamos a todos los empleados a vacaciones y nosotros nos internamos en casa de mis papás”, cuenta.

Daniel dice que al estar juntos lograron recuperar espacios para crear nuevas opciones y analizar en detalle las proyecciones financieras para diseñar planes de contingencia. Con la experiencia de sus socios de negocios en Europa se dieron cuenta de que uno de los retos que enfrentaría el país sería ampliar la capacidad hospitalaria para afrontar los picos de la infección, especialmente en zonas con deficiencias en infraestructura de salud.

Con la certeza que muy pocos estarían pensando en invertir en parasoles ó pérgolas durante los próximos meses, se lanzaron a estructurar el proyecto de los campañamentos hospitalarios, grandes carpas para albergar pacientes. En una semana hablaron con decenas de médicos, empresas de riesgos profesionales, directivos de hospitales, con cualquiera que les aportara información sobre lo que requerían para un lugar así. Además, se unieron a la estrategia Clusters en Acción, liderada por la Cámara de Comercio de Cali para involucrar a las empresas que participan en las diferentes Iniciativas Cluster del Valle en una cadena de proveeduría que permita atender los requerimientos derivados de la emergencia sanitaria en el país.

Ahora, los equipos comerciales de estas dos empresas ofrecen los campamentos hospitalarios a gobiernos municipales y departamentales, fuerzas armadas, Cruz Roja y todas aquellas organizaciones preocupadas por contener los estragos de la pandemia en el país, especialmente en zonas remotas como Putumayo, Amazonas y La Guajira.

Para Luz Patricia Ochoa, vicepresidente de energía de la Organización Equitel, lo más difícil fue diseñar el piso,“teníamos que diseñar uno autosoportable, que pueda balancear el terreno, ya sea una pendiente o uno irregular. Y lo más novedoso es el acondicionamiento del aire, pues hay que mantenerlo limpio de bacterias y virus”, señala la ejecutiva.

Como son modulares, según las necesidades que tenga la región, estos hospitales de campaña pueden ser habilitados como una UCI, una sección de cuidados ambulatorios o una sala prefiltro para segmentar las personas con y sin Covid-19.

“Con Equitel creamos unos campamentos estándares. Por ejemplo, uno para 20 personas, que es lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud para manejar la pandemia, de 105 metros cuadrados, con recepción y pasillo. Tenemos combos para facilitar la cotización y el montaje: si requiere piso o no, aire acondicionado, planta eléctrica; cada uno lo arma como lo necesita”, agrega Daniel.

Dadas sus características, estas estructuras también se pueden usar para campamentos de trabajadores de obras civiles de infraestructura o en proyectos de construcción, mejorando las condiciones que ofrecen los tradicionales containers.

Tanto Parasoles Tropicales como la Organización Equitel reconocen que fue una alianza que se armó muy rápido debido a las circunstancias y que en otro momento, tal vez no habría sido tan fluida, pero en este casó primó la confianza, la solidaridad y la cooperación.

null
null
null
Una empresa familiar con mucho empuje

Parasoles Tropicales es una empresa familiar creada hace 38 años en Cali, que se dedica a la arquitectura exterior, con cubiertas retráctiles, cerramientos arquitectónicos y mobiliario exterior en teca y aluminio. Trabajan para todo tipo de empresas, desde clubes y restaurantes, hasta universidades, entidades públicas y particulares.

Esta familia empresaria, los Delcourt-Hernández, la componen Michel, el papá de origen francés; Esmeralda Hernández, la mamá y gerente administrativa de la empresa; Michel, el hermano mayor y gerente en Bogotá; Steven, el hermano menor y gerente de operaciones, y Daniel.

Parasoles Tropicales cuenta con dos plantas de producción en Yumbo, una de 7.000 metros cuadrados y otra de un poco más de 4.000 metros cuadrados, 270 empleados y sucursales en Barranquilla, Bogotá, Pereira, Cali y Medellín. Sus productos también los venden en Italia, España y China a través de alianzas estratégicas y cuentan con distribuidores en Panamá, Argentina y otros países.

Esta empresa registró el año pasado exportaciones por $3.000 millones y esperaba para este 2020 un crecimiento del 23% en las ventas nacionales e internacionales.