Arrocera La Esmeralda, creciendo como arroz

Arrocera La Esmeralda, creciendo como arroz

15 ago 2018

Certificada como una empresa B, por sus buenas prácticas empresariales, ambientales y sociales, Arrocera La Esmeralda confirma que la responsabilidad social sí brinda grandes frutos.

 

Desde el nacimiento de Arrocera La Esmeralda (1950), sus directivos han tenido la firme convicción de desarrollar su actividad económica con una filosofía basada en la responsabilidad social empresarial. Generar más y mejores empleos, elevar la calidad de los productos, promover procesos más eficientes y mantener costos competitivos son los objetivos que han llevado a la firma propietaria de la marca Arroz Blanquita a entrar en el ranking de las 100+ de la CCC. Ángela María Suso, representante legal y gerente contable de Arrocera La Esmeralda, explica cómo avanzan en sus propósitos empresariales y sociales.

¿Cómo le fue a la empresa el año pasado?

 

Fue un año difícil y convulsionado en el sector arrocero, sin embargo logramos crecer 7% por volumen, no por precio.

¿Qué factores apalancan la estrategia de la compañía en el país?

Sin duda, lograr una producción sostenible, es decir, producir con responsabilidad social y ambiental. Esto es un reto grande que hemos conseguido gracias a la metodología de siembra “Blanquita”, con consciencia de impacto con el medio ambiente, capacitaciones gratuitas a nuestros agricultores y estrategias específicas de producción e implementos agrícolas de última generación. Por ejemplo, tenemos una estrategia de menor uso de agua, para evitar la maleza en los cultivos. Además, evitamos el uso de fungicidas y pesticidas. Contamos con certificación en Comercio Justo y compartimos valor con el agricultor.

¿Qué ventajas les ofrece el Valle del Cauca para la operación?

El departamento nos ofrece buenas condiciones de luminosidad para el cultivo del arroz. De esa manera, sacamos dos cosechas al año y hacemos rotación de cultivos cada 45 días, se rota con fríjol para consumo exclusivo de los agricultores, que ayuda a nutrir el suelo y mejora la productividad de los terrenos.

Lee también: Ranking: Las 100 + de la CCC

¿Qué porcentaje de los insumos se importan?

No importamos insumos. Todo se compra nacionalizado, usamos los de menor residualidad para el agro, de franja verde y franja azul, los más amigables con el planeta.en Comercio Justo y compartimos valor con el agricultor.

¿Qué ventajas les ofrece el Valle del Cauca para la operación?

El departamento nos ofrece buenas condiciones de luminosidad para el cultivo del arroz. De esa manera, sacamos dos cosechas al año y hacemos rotación de cultivos cada 45 días, se rota con fríjol para consumo exclusivo de los agricultores, que ayuda a nutrir el suelo y mejora la productividad de los terrenos. ¿Qué porcentaje de los insumos se importan? No importamos insumos. Todo se compra nacionalizado, usamos los de menor residualidad para el agro, de franja verde y franja azul, los más amigables con el planeta.

Arrocera La Esmeralda tiene dos plantas de producción con seis líneas de productos con las marcas Blanquita y Oryza. Sus ingresos operacionales en los últimos dos años crecieron 36%. La empresa genera 161 empleos directos y 100 temporales.

La línea de arroz orgánico de Blanquita cuenta con certificación nacional bajo la Res. 0187 de 2006 del MADR e internacional para Estados Unidos bajo NOP y la Comunidad Europea bajo el EOS, todas otorgadas y controladas por Ecocert Colombia Ltda., filial de Ecocert S.A. Cuenta con las normas ISO 9001, ISO 14001 y está certificada como empresa B, Best for the World, un reconocimiento a las acciones que se desarrollan en favor de la salud de las organizaciones, los empleados, las comunidades y el medio ambiente. También cuenta con el premio nacional de Ecología Planeta Azul y premio a la sostenibilidad en el agro. Todo pensado para el cuidado del medio ambiente y del ser humano.

Producir eficientemente para competir con el precio internacional. Ese es nuestro gran reto porque el arroz más caro del mundo se consume en Colombia.

¿De qué manera se ha beneficiado Arrocera La Esmeralda de los 15 TLC que hoy tiene vigentes Colombia con más de 18 naciones?

Nos hemos beneficiado con precios competitivos, acceso a materias primas y maquinaria que se producen en los países con los cuales se tienen esos TLC’s.

¿Qué cambios se están viendo en los consumidores?

A nuestra actividad, en particular, la impactan las fake news o desinformación sobre las características del producto en redes sociales y sobre el consumo del mismo. Esto ha llevado a que los consumidores opten por productos sustitutos. Hay una idea equivocada con respecto al consumo del arroz y la gente, por ejemplo, no sabe que el arroz es un cereal 100% libre de gluten. El colombiano corriente consume al año 27 kilos, que en comparación con Perú (42 kilos) y Ecuador (37 kilos) es muy poco.

¿Cómo gestionan los procesos de innovación en la organización?

Aplicamos lo aprendido en Pactos por la innovación, una iniciativa de Colciencias y la Cámara de Comercio de Cali. Hemos conformado un grupo multidisciplinario en donde todos aportamos con ideas nuevas; además, con la Universidad del Valle y la Universidad Icesi tenemos alianzas estratégicas que nos apalancan para nuestros proyectos de innovación.



Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

BSN Medical, fénix de las exportaciones