El cambio digital les llegará a todos

El cambio digital les llegará a todos

17 abr 2019

Kevin Ashton creó el término “Internet de las Cosas”. En Exponegocios hablará sobre cómo la tecnología ayuda a las empresas a tomar mejores decisiones estratégicas.

“Los cambios ocurren lo queramos o no y podemos reaccionar a ellos proactivamente, cuando tenemos opciones a la vista, o reactivamente, cuando nos golpea la crisis”, afirma categóricamente Kevin Ashton sobre la oportunidad que tienen las empresas de comenzar a trabajar en su transformación digital de manera gradual, pero dando el primer paso ya.

El experto de origen británico, que hace 20 años acuñó el término “internet de las cosas”, es uno de los invitados internacionales a Exponegocios 2019. Aquí encontrarán algunos temas de los que presentará a los empresarios vallecaucanos en mayo.




Acción: ¿Cómo llegó a definir el concepto “Internet de las cosas”?

Hace 20 años era asistente de gerente de marca en Procter & Gamble y apoyaba el manejo de una nueva línea de cosméticos. El color más popular de labial casi nunca estaba disponible en las tiendas y descubrí que se debía a que estas no contaban con información acerca de los productos que tenían ya que la información la recopilaban los humanos. La solución era tener computadores que recopilaran datos por medio de sensores electrónicos conectados a internet. Terminé dándole a esa idea el nombre de “Internet de las cosas”. No sabía que 20 años después seguiríamos hablando de este tema.

Acción: Para usted, ¿qué es la transformación digital y cuál es su rol en los negocios?

La transformación digital significa automatizar la mayor cantidad posible de información de la empresa y sacar ventaja de ella, ya que puede ayudar a los directivos a entender qué funciona y qué no, dónde están las oportunidades de mejora y las nuevas oportunidades de negocio tanto dentro de la organización como en el mercado.

Acción: ¿De qué forma pueden las empresas adoptar esta transformación exitosamente?

Se trata de una nueva manera de trabajar, no de un simple proyecto. Hay que empezar con algo simple, barato y fácil para luego crecer orgánicamente, en vez de invertir millones en una iniciativa masiva. Por ejemplo, crear un portal web sencillo que les permita a los clientes comprar, pagar con tarjeta de crédito y enviar la factura, en vez de tener que enviar su factura por otro medio, es un buen inicio. Luego, la empresa puede pensar en cómo cumplir con el pedido automáticamente. Así tendrán un negocio digital, eficiente y amigable con el cliente.

¿Qué es el Factoring y por qué es importante?

Realiza el Depósito de tus Estados Financieros