Carga Ya transforma el transporte de carga

Volver

Carga Ya transforma el transporte de carga

17 jun 2020

“Conectamos con información inteligente a los actores de la cadena de suministros para generar un impacto social, ambiental y económico positivo”. Así enuncia su misión CargaYa, una plataforma que conecta a las empresas de trasporte y transportistas independientes, con los generadores de carga.

Sin embargo, cuando se escucha a Carlos Alberto Lopera Merino, Líder estratégico de CargaYa, sobre los planes y objetivos, se perciben grandes oportunidades de esta aplicación. “Estamos impulsando la transformación digital en el sector de transporte de carga, buscamos hacer de los transportistas empresarios del transporte. Además, vamos a incentivar el uso de vehículos eléctricos o Euro 5 y queremos promover la colaboración entre todos los actores del sistema”, dice este emprendedor serial.

¿Cómo están haciendo todo esto? Empecemos por el principio. CargaYa nace al interior de Servicomex, una empresa de servicios de logística que compra un negocio de transporte de carga que estaba pasando dificultades. “La saneamos y empezamos a pensar en un nuevo desarrollo para este empresa con componente tecnológico para competir de otra manera”, cuenta Lopera.

En ese momento Servicomex participaba en el programa Valle Impacta y allí surgió la idea de que fuera una plataforma de colaboración, “un concepto muy importante en logística para lograr cargas de compensación y de consolidación”, explica. Las primeras evitan que un camión o tractomula se devuelva sin carga cuando llega a su destino y las segundas, buscan que un vehículo transporte la mayor carga posible de acuerdo a su capacidad, así sea juntando la de varios clientes a la vez.

“En el proceso del programa de aceleración Valle Impacta pudimos estructurar un modelo de negocio que sirve a muchas empresas y que se convirtió en una compañía independiente. CargaYa es un spin off de Servicomex”, agrega.

Conoce más sobre Carga Ya en este vídeo aquí.

La aplicación la desarrollaron en el 2017 y en el 2019 entró en pleno funcionamiento, con 1.000 descargas por parte de los usuarios. En los cinco primero meses de este año se han realizado 2.053 descargas, prácticamente el doble de lo que hicieron todo el año pasado. “En este momento, el 46% son usuarios activos y las proyecciones que tenemos para este año es crecer 10 frente al año anterior: vendimos $100 millones en el 2019, esperamos que este año sean $1.000 millones y llegar a los 10.000 usuarios”, afirma Lopera.

Para ello, deben seguir trabajando duro en romper una barrera importante: el miedo a adoptar nuevas tecnologías. “Hay que tener en cuenta que del parque automotor en Colombia, menos de un 20% es propiedad de empresas de transporte, mientras que el 80% son transportadores independientes, cuyo nivel de formalización es muy precario, así mismo el uso de tecnología”.

Para facilitar su adopción por parte de los transportadores, han desarrollado una aplicación muy amigable. En esencia, un generador de carga publica su necesidad: origen, destino, volumen de carga y fletes. Los transportadores publican la clase de vehículo que tienen, carrocería, capacidad y algunas otras características. El sistema los conecta y permite la trazabilidad del proceso.



“Nosotros le cobramos un fee mensual a las empresas de transporte y a los generadores de carga que utilizan la plataforma, pero es gratuita para los transportistas”, explica Lopera.

El modelo de negocio está pensado para conectar a más actores de la cadena: además de los generadores de carga y las empresas de transporte y dueños de camiones, incluir al sector asegurador (para las pólizas que ahora suelen cobrar más por trayectos que por periodos anuales), el sector financiero (para los pagos y transferencias) y proveedores de insumos y servicios. “Vinculamos a las estaciones de servicio, por ejemplo. Podemos tener una en el camino para que el conductor tanquee y pueda cobrar allí el viaje”, cuenta Lopera.

Finalmente, CargaYa, también busca generar impacto social, ambiental y económico a través de Carro Ya, que promueve el emprendimiento entre conductores para facilitarle la compra de su propio vehículo. “Para ello buscamos inversionistas que invierten el equivalente a la cuota inicial para comprar un carro de carga y piden el crédito al banco para pagar el automotor. Nosotros entregamos el vehículo a un conductor que desea ser dueño de su propio carro con un ahorro programado a cinco años para que al final, si quiere, pueda adquirirlo por el 40% del precio inicial. El inversionista paga el crédito con el producido del trabajo del vehículo y además recibe una utilidad por su inversión. CargaYa se encarga del mantenimiento del automotor y otros aspectos administrativos. El requisito es que deben ser vehículos nuevos, de bajo impacto ambiental”, comenta Lopera.

null