Celsia, socia del desarrollo del Valle para una reactivación segura y con buena energía

Volver

Celsia, socia del desarrollo del Valle para una reactivación segura y con buena energía

16 Oct 2020

Información Comercial

En momentos de crisis todos los actores de la sociedad deben hacer parte de las soluciones, y específicamente, quienes hacen empresa -de cualquier tamaño- deben ser conscientes que el impulso que ellos generan es vital. Es hora de la reactivación y esta pasa por el gran aporte que realiza el sector empresarial.

Por esta razón, Celsia durante estos meses ha tenido como propósito prioritario, cuidar a sus clientes, ser un actor muy responsable en los temas de la sociedad, apoyar a los proveedores, mantener el empleo y cuidar a los colaboradores para que estén completamente seguros.

Esta compañía, que cuenta con más de un millón cien mil clientes en el Valle del Cauca y Tolima, no ha parado durante la contingencia, tiempo en el que ha sido, más que siempre socia del desarrollo de la región. Algunas cifras y datos dan cuenta de ello:

Inversiones permanentes para mantener y mejorar el servicio de energía:

El plan de inversiones (2019 – 2023) de Celsia en el departamento es superior a los $600 mil millones, y se traduce en el mantenimiento, modernización y expansión de su sistema de distribución. En 2019, por ejemplo, se construyeron 351 km en redes de media y alta tensión y tres nuevas subestaciones (Guabinas y Pavitas de 34,5 kV y Carmelo de 115 kV). Y en 2020 será puesta en operación la subestación Río Jamundí 34,5/13,2 kV y se están haciendo mejoras en 14 subestaciones existentes, para mantener y mejorar la calidad del servicio de energía en el Valle del Cauca.

Empleo de calidad y con equidad de género:

Celsia y sus contratistas en el Valle del Cauca generan 3.182 empleos. De esos empleos 1.244 son directos, y en los últimos dos años, el crecimiento de contrataciones directas ha sido de un 20%.

Las oportunidades laborales en Celsia no cesaron durante la pandemia, por ejemplo, la compañía reforzó tanto el equipo de servicio al cliente con 40 personas, como la línea telefónica con 45 plazas más. Además, 140 hombres y mujeres encontraron una oportunidad laboral en la construcción de Celsia Solar El Carmelo, que brindará parte de su energía para la operación de la planta de Pollos Bucanero, una empresa del grupo Cargill. La gran mayoría de estos empleos fueron mano de obra local del municipio de Candelaria y el 23% son mujeres que desempeñan diferentes labores; entre ellas, el montaje de módulos y la instalación de los tornillos y arandelas para el amarre de las estructuras sobre las que ya se están ubicando más de 33.000 paneles fotovoltaicos.

Apoyo a microempresarios en su reactivación:

Más de mil negocios y emprendimientos se han inscrito al Directorio Naranja, una plataforma digital creada por Celsia para apoyar la activación de las ventas, dinamizar la recuperación y reactivar la región. Allí los negocios y emprendimientos vallunos y tolimenses están dando a conocer los productos y servicios que prestan. Los interesados pueden consultar en https://directorionaranja.celsia.com

A esta iniciativa se suman las Charlas Naranja, que brindan capacitación en temas útiles a los clientes de Celsia desde aprender cómo reabrir su negocio o descubrir oportunidades para comercializar el producto o servicio que ofrecen.

Alivios de pago para los clientes:

Más de 225.000 clientes se acogieron a los alivios de diferimiento de la factura, el 79% de ellos pertenecientes a los estratos 1 y 2, mientras que más de 330.000 facturas que fueron pagadas a tiempo tuvieron un descuento del 10% que se vio reflejado en la siguiente factura, este beneficio representó un ahorro para estos hogares por cerca de $1.300 millones.

Aportes sociales solidarios durante la pandemia:

Celsia se sumó a diferentes iniciativas y lideró acciones propias para apoyar las necesidades de las regiones donde tiene presencia, enfocadas en los grupos de población más vulnerables. Específicamente en el Valle del Cauca aportó:

●23 respiradores para Unidades de Cuidados Intensivos en la Fundación Valle del Lili.

●Un robot para acelerar las pruebas del covid-19, con sus respectivos reactivos.

●Más de un millón de elementos e insumos de bioseguridad para proteger al personal de 57 hospitales y clínicas de la red de salud de los 42 municipios del Valle del Cauca.

●3.700 paquetes nutricionales entregados para las comunidades más necesitadas en Buenaventura, Palmira, Dagua, Buga, Tuluá, San Pedro, Calima – El Darién, Riofrío, Dagua, El Cerrito y Cali.

●Apoyo para el desarrollo de la cámara germicida de la Univalle para mitigar el contagio del covid-19. Se trata de una cabina de esterilización con extractor de aire, que es capaz de combatir hongos o bacterias y retornar el aire descontaminado.

●Actividades de desinfección y fumigación de espacios públicos como parques y glorietas en Palmira.

●Apoyo a Vallenpaz para iniciativas de reactivación del campo.

Disminución de plazos de pago a proveedores:

Durante la contingencia la compañía disminuyó los plazos de pago a sus proveedores y pagó de manera anticipada a más de 350 proveedores en Colombia, lo que representa una mejora en la disponibilidad de caja para estas empresas, la mayoría de ellas Pymes. Con este apoyo Celsia espera que sus proveedores cuenten con la liquidez suficiente para mantener sus operaciones y proteger el empleo.

Impulso a la energía solar:

En el Valle del Cauca Celsia cuenta con 28 proyectos solares instalados en empresas, industrias, universidades, desarrollos habitacionales y clínicas, entre otros segmentos, los cuales sumados tienen una capacidad de 18,6 MW. Los más recientes, puestos en funcionamientos, son una granja en la Universidad de San Buenaventura de Cali y en un vivero forestal de Smurfit Kappa, en el municipio de Restrepo.

Adicionalmente, en desarrollo o construcción hay 15 proyectos de autogeneración para empresas e industrias con una capacidad de 53 MWp lo que seguiría confirmando el liderazgo de Celsia en el mercado de las energías renovables no convencionales y el crecimiento exponencial de esta tecnología de generación en Colombia.

Energía un servicio esencial y clave de la economía:

El comportamiento de la energía es un indicador importante en la economía porque además de mostrar su evolución, también proporciona calidad de vida a quienes gozan de este servicio y competitividad a las regiones que disfrutan de este suministro en términos de calidad, es decir, con cobertura y continuidad.

El Valle del Cauca es un departamento privilegiado en este sentido y cuenta con excelentes indicadores, gracias a inversiones recurrentes que realiza Celsia en su infraestructura para no solo mantener y modernizar las redes y equipos existentes, sino también para llegar cada vez a más rincones, garantizando así la energía que necesita un departamento:

●Con hogares que crecen, lo que hace que más familias todos los días necesitan viviendas con servicios esenciales.

●Y con empresas que se expanden y otras que llegan y que también requieren de este servicio para funcionar.