Culminó la primera versión de Building Teaching

Culminó la primera versión de Building Teaching

19 dic 2017


Culminó la primera versión de Building Teaching, un programa diseñado por la Mesa de Bilingüismo que coordina la CCC, y con el que se busca fortalecer las competencias de los profesores de inglés de los colegios del Valle del Cauca.

Cerca de 150 profesores de inglés de colegios públicos y privados del departamento tuvieron la oportunidad de acceder, sin costo, a laboratorios de innovación de alta calidad en temas relacionados con la enseñanza del inglés como lengua extranjera, mediante el programa Building Teaching.

Esta iniciativa fue liderada por la Mesa de Bilingüismo de Cali, bajo la coordinación de la Cámara de Comercio de Cali (CCC) e implementada por las universidades Santiago de Cali, Icesi, Autónoma de Occidente, Cooperativa, Javeriana, San Buenaventura, Libre y el Centro Cultural Colombo Americano con el fin de ofrecerles oportunidades de aprendizaje permanente en didáctica de inglés a los profesores de la región. “La metodología de Laboratorio les permitió a los docentes explorar, ensayar, encontrar diversas maneras de enseñar inglés, compartir sus innovaciones y aprender de los demás. La idea es lograr que los profesores encuentren más y mejores maneras de enriquecer el aprendizaje de los estudiantes, de manera que lo vean como una oportunidad de crecimiento a todo nivel”, destaca César García, gerente de la unidad de Entorno Empresarial de la CCC.

Los asistentes tuvieron la posibilidad de elegir el laboratorio al que querían inscribirse. Para obtener el certificado de participación, debieron asistir a un 80% de las sesiones, que se llevaron a cabo dos veces al mes con una duración cada uno de tres horas. Los talleres fueron abiertos y sin costo.

Hablan las universidades

Desarrollar Building Teaching ha sido todo un reto para las instituciones participantes, ya que la convocatoria tuvo una gran acogida y solo en tres días ya había más de 200 inscritos. Cada centro de formación diseñó el laboratorio, de acuerdo con sus áreas de interés.

Destacó la colaboración que surgió entre las universidades, todo se dio de manera espontánea y cada una aportó desde sus fortalezas. Además, la respuesta fue muy buena, a pesar de ser la primera vez que se organizaban estos laboratorios y de lo complejo que puede ser coordinar a muchas personas, la respuesta fue muy positiva. Igual, hay que mejorar cosas, pero son mínimas si se comparan con el gran impacto que el programa ha tenido”, comenta Zuleima Caicedo, jefe de Idiomas e la Universidad San Buenaventura.


Realizar cada laboratorio le costó a cada universidad cerca de $1.500.000 incluyendo la planeación, los materiales y la ejecución. “Para las universidades es un tema de servicio, pues no representa ningún ingreso. Pero nos sumamos a esta iniciativa porque entendemos la necesidad de contar con profesores mejor formados para fomentar el bilingüismo en la ciudad”, explica Diana Díaz, jefe de Idiomas de la Universidad Icesi.

 
Lo que viene

Los resultados y la retroalimentación de los docentes ha sido tan positiva, que desde ya se planea la realización de una segunda cohorte para 2018, la cual también estará dirigida a profesores de inglés de los colegios vallecaucanos, solo que en esta oportunidad se buscará ampliar el número de laboratorios. La convocatoria empezaría en marzo.

“Este año la primera cohorte inició en junio y terminó en noviembre, para el próximo año hemos  considerado ampliar el número de laboratorios dando respuesta al interés de los profesores”, dice García.talleres de diseño curricular, uso de estrategias de aprendizaje, uso de herramientas tecnológicas en el aula, la enseñanza de inglés en grupos grandes, aprendizaje cooperativo y enseñanza lúdica para niños y jóvenes.

En el segundo semestre de este año se ofertaron, entre otros, los talleres de diseño curricular, uso de estrategias de aprendizaje, uso de herramientas tecnológicas en el aula, la enseñanza de inglés en grupos grandes, aprendizaje cooperativo y enseñanza lúdica para niños y jóvenes.

“Aunque obviamente no se podía profundizar todo lo que se quisiera, pues todos estos temas darían para diseñar una maestría, en la evaluación del programa los profesores coincidieron en que eran muy pertinentes para su labor en el aula de clase y que habían obtenido herramientas muy prácticas que utilizarían con sus alumnos”, dice Díaz.

Entre los temas que generaron mayor interés por parte de los docentes se encuentra el de la enseñanza de inglés en grupos grandes. También, han solicitado profundizar sobre el uso de la tecnología en el aula y el aprovechamiento del software libre, pues uno de los objetivos es romper con el paradigma de que solamente se puede enseñar inglés con el apoyo de un libro de texto.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

BSN Medical, fénix de las exportaciones