Lo que aprendimos con la pandemia

14 Dic 2020

Muchos afirman que el Covid-19 resultó ser el mejor gerente de transformación digital para las empresas. Pero las lecciones no solo se dieron en el campo de la adopción tecnológica y tampoco fueron exclusivamente para las empresas. Desde las diferentes áreas de la Cámara de Comercio de Cali también nos vimos enfrentados al reto de cumplir nuestro propósito de acompañar a las empresas superando las limitaciones que impuso el distanciamiento social.

En tan solo nueve meses logramos derribar muchos paradigmas en relación con la manera de trabajar con nuestros empresarios. Luisa Fernanda Cadavid, directora de la Unidad de Fortalecimiento Empresarial de la CCC, señala que el foco de sus programas son los negocios tradicionales por lo que en un principio pensaron que los empresarios no estaban preparados para la virtualidad.

Por fortuna, estaban equivocados. “Hemos seguido operando Prospera de forma virtual en Aguablanca, Siloé, Barrio Obrero y Jamundí. Nuestros empresarios pasaron de comunicarse con nosotros por Whatsapp a entrar a cursos virtuales del Campus Virtual en una semana. Aprendimos que todo empresario puede acceder al conocimiento a través de herramientas virtuales y no hay que subestimarlo”, señala la ejecutiva

Paola Franco, gerente de Emprendimiento e Innovación de la entidad, pudo confirmar que las crisis son la mejor oportunidad para detonar la creatividad. “Nunca pensamos que el acompañamiento nos fuera a tocar de esta forma, teníamos el paradigma de que si no hacíamos un evento grande, no tendríamos resultados. Contar con el capital humano del ecosistema fue fundamental para entregar valor a los empresarios”, dice ella sobre las sinergias que se gestaron en medio de la coyuntura.

A nivel interno también se aceleraron procesos para garantizar un servicio 100% remoto. “Lo que queríamos hacer hace tres años nos tocó hacerlo en dos semanas. La situación nos empujó a tomar decisiones”, afirma Ana María Lengua, directora de Registros Públicos y Redes Empresariales de la Cámara de Comercio de Cali. La ejecutiva destaca de manera particular la disposición de todo el equipo humano, que asumió con gran compromiso el teletrabajo, así como la oportunidad de diseñar a futuro un modelo de alternancia para los funcionarios que han encontrado grandes ventajas en el trabajo desde casa, como las madres cabeza de familia.

Y como la incertidumbre aún reina, en Colombia y en el mundo, está claro que aún no es el momento para desacelerar los esfuerzos. Por eso, María Alejandra Pérez, jefe de Internacionalización de la Cámara de Comercio de Cali, señala que el gran aprendizaje es que se debe evolucionar rápido, estar alerta a las nuevas formas de negociación, a lo que necesita el mundo y encaminarse en este sentido”.

Es indudable que la Cámara de Comercio de Cali se convirtió en el aliado principal de los empresarios en la coyuntura económica. Y todo el equipo de la entidad respondió de manera ágil a este llamado de auxilio. “En dos semanas teníamos líneas de atención para temas de bioseguridad, y de beneficios del gobierno porque los empresarios estaban perdidos en la maraña de decretos y resoluciones. También teníamos cursos virtuales, lo que hizo que el Campus Virtual pasará de 16.000 a 55.000 usuarios”, afirma Luisa Fernanda Cadavid.

Desde las empresas también se generaron valiosas lecciones. Para Luis Alfonso Ruiz, fundador de Igloo Lab, la principal fue comprobar que las empresas no requieren de espacio físico para operar. “Nosotros somos como las compañías modernas, somos una empresa de portafolio que puede operar desde cualquier espacio del mundo”, dice sobre la alternativa de mantener una parte de su equipo trabajando desde casa.

Decantar la oferta de servicios, generar relaciones colaborativas con proveedores, clientes y hasta competidores, cuidar el flujo de caja y proyectarse en escenarios de incertidumbre son los aprendizajes más significativos para los empresarios vallecaucanos en este 2020.

¿Qué viene en los próximos meses?



Aún no hay un panorama claro sobre lo que ofrecerá el 2021 con el riesgo latente de nuevos aislamientos, aunque la esperanza de una vacuna genera cierto optimismo. Lo que sí está definido es que la Cámara de Comercio de Cali estará lista para continuar trabajando por y con los empresarios de la región para fortalecer el tejido empresarial e impulsar la reactivación de los negocios.