Logros de alto voltaje

17 Dic 2019

Las empresas vinculadas a la Iniciativa Cluster de Bioenergía han encontrado un espacio propicio para atender los retos tecnológicos que enfrentan. Con proyectos de innovación abierta y transferencia de conocimiento se construye el liderazgo del Valle en la generación de energías renovables no convencionales.

El Valle es una región rica en biomasa para la producción de energía renovable, aunque hace 5 años solo algunos empresarios tenían claro ese gran potencial para sus negocios. En el caso del Grupo Manuelita, la invitación para hacer parte de la Iniciativa Cluster de Bioenergía respondió a su interés por apostar a proyectos que favorecieran la sostenibilidad económica, social y ambiental en la región.

Harold Eder, presidente de esa organización, señala que “en Manuelita consideramos que el Cluster de Bioenergía permite unir esfuerzos al trabajar de la mano con empresas de diferentes sectores enfocados en un mismo objetivo: consolidar al Valle del Cauca como un referente en la generación de energía con fuentes renovables no convencionales”.

Los ingenios son, sin duda alguna, protagonistas de este esfuerzo en la medida en que su actividad principal genera biomasa aprovechable, pero otras empresas llegaron con nuevos retos altamente desafiantes. Este es el caso de Emcali, que estimó propicio hacer parte de la iniciativa para encontrar alternativas en las que se puedan aprovechar los residuos sólidos orgánicos (lodos) que se producen en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar) de Cañaveralejo. María Isabel Salcedo, directora de nuevos negocios de Emcali, explica que “la vinculación al programa se derivó del interés en encontrar el conocimiento para el proyecto de líneas de aprovechamiento de estos residuos”.

En Carvajal Pulpa y Papel, el tema de bioenergía no era nuevo porque ya estaban recuperando algunas biomasas de los residuos de la cosecha de caña de azúcar por lo que al integrarse a la iniciativa “casi que acoplamos nuestro proyecto y hemos logrado un complemento”, dice Héctor Fabio Esquivel Cardona, gerente de abastecimiento de materias primas en la compañía. El funcionario señala que en las mesas de trabajo del programa también participan algunos de sus proveedores con los que han logrado reforzar sus relaciones comerciales al trabajar en proyectos de beneficio común.

Precisamente este aspecto es muy valorado por el presidente de Smurfit Kappa, Álvaro José Henao, quien señala que la confianza se ha construido a partir del “puente creado por la CCC entre las empresas para que trabajemos en equipo en el desarrollo de proyectos de alto impacto”. El ejecutivo reconoce que uno de los “mayores logros en el contexto de la iniciativa ha sido el avance en la caracterización de nuestra biomasa y en conocer las alternativas de aprovechamiento”.

Conozca más aquí

Una iniciativa de mucho valor

John Enrique Vargas, gerente de energía sostenible en el Ingenio Mayagüez, señala que si bien la empresa ya producía electricidad y etanol a partir de materia prima biológica, el ingreso a la iniciativa resultaba para ellos oportuno porque les permitiría conocer las nuevas tecnologías disponibles en el mundo. “Para nosotros el aprendizaje más importante, hasta ahora, ha sido conocer todo lo que se puede hacer con los recursos de biomasa. El Cluster ha identificado el potencial de la región, lo ha dejado mapeado y las compañías van a aprovechar esa información para desarrollar productos con esa materia prima orgánica”, dice Vargas.

Para promover la transferencia de conocimiento, la CCC estructuró BiON Congreso Nacional de Bioenergía, que reúne a empresarios, investigadores y expertos en el tema de energía renovable y ya lleva dos versiones realizadas en el Valle del Cauca.

María Isabel Salcedo, de Emcali, destaca los avances logrados en materia de capacitación pero tiene claro que los mayores logros se están gestando en los proyectos que hoy comienzan a concretarse. “El programa de innovación abierta en el que estamos involucrados seguramente nos brindará nuevos frutos”, expresa la ejecutiva haciendo referencia al proyecto conjunto que estructuraron con el apoyo de Reddi, Agencia de Desarrollo Tecnológico e Inventta.

Y está claro que estos cinco años de labor han entregado mucho valor, pero son los próximos pasos los que generan mayores expectativas. “Necesitamos concretar los proyectos de aprovechamiento que se han planteado y lograr involucrar todos los tipos de biomasa de la región en la conversación”, afirma Álvaro José Henao, presidente de Smurfit Kappa.

A su turno, Héctor Fabio Esquivel Cardona, gerente de abastecimiento de materias primas en Carvajal Pulpa y Papel, explica que todo el trabajo en la iniciativa les permitirá acelerar los tiempos para el desarrollo de un proyecto clave en la organización, cuyo piloto saldrá pronto a producción. “Con el Cluster hemos encontrado complementos e ideas que nos van a ayudar a que el desarrollo sea más rápido e ideas que nos ayude a lograr más aceptación por parte de algunas empresas. Nosotros no tenemos la biomasa sino los proveedores que están en el Cluster, lo que nos permitirá ir a mayor velocidad”, concluye Esquivel.

¿Cuáles son los retos de las empresas que conforman esta Iniciativa Cluster?

“El principal es afinar objetivos y metas que nos permitan alcanzar resultados a mediano y largo plazo. Asimismo, motivar a nuevas empresas a participar activamente de la iniciativa, logrando consolidar la Iniciativa Cluster de Bioenergía como una de los más importantes del país”, Harold Eder, presidente Grupo Manuelita.


¿Qué espera de las futuras fases de la Iniciativa Cluster?

“Esperamos continuidad en el liderazgo por parte de las empresas. El modelo será sostenible en la medida que nosotros nos empoderemos del Cluster y las actividades”, Álvaro José Henao, presidente Smurfit Kappa.


¿Qué ha sido lo más valiosos del proceso?

“Que logramos tener apertura de las personas que están desarrollando estos proyectos y al unir fuerzas debemos avanzar más rápido que de forma individual. Así mismo, es muy importante la gestión de la Cámara de Comercio de Cali al integrar a todos los actores, dando los soportes requeridos, vinculando a las universidades y proveedores de suministros que nos pueden dar alternativas para solucionar problemas o aprovechar las oportunidades”, Héctor Fabio Esquivel Cardona, gerente de abastecimiento de materias primas Carvajal Pulpa y Papel.


¿Por qué la región debe apostarle a la Iniciativa Cluster de Bioenergía?

“Porque existe materia prima para desarrollar los negocios y uno de los objetivos más importantes hacia los que está realmente caminando el mundo es a reducir el impacto ambiental y, sobretodo, reducir el calentamiento global. Nosotros tenemos un gran potencial de carbono renovable que nos permitirá aportarle muchísimo a la región, al país y al mundo”, John Enrique Vargas, gerente de energía sostenible Ingenio Mayagüez.


¿Qué viene para las empresas vinculadas a la Iniciativa Cluster?

“Todas las empresas tenemos el reto de cómo llevar a cabo la logística de acopio para unir las biomasas que están distribuidas en todo el Valle, logrando así su aprovechamiento”, María Isabel Salcedo, directora de nuevos negocios Emcali.