Oportunidades para transformarse

3 Dic 2020

“La pandemia no nos asustó”

Gustavo Pedroza se preparó toda su vida para no tener miedo a las situaciones difíciles. Por eso, en lugar de amilanarse cuando llegó la pandemia, encontró una serie de oportunidades para Cero Papel Colombia SAS, su empresa que brinda asesoría especializada sobre todos los procesos de la gestión de la información en una organización.

Graduado del programa de ciencias de la información y la documentación, se estrelló con un mercado que no demanda muchos profesionales de esta área. Mentalizado para salir adelante, se especializó en archivística y comenzó a ofrecer sus servicios como independiente. Así logró ser contratado por empresas bogotanas que ganaban licitaciones importantes en el Valle en esa área.

En 2015 se constituyó como persona jurídica en la Cámara de Comercio de Cali. En estos años le ha sacado provecho a las asesorías del Centro de Transformación Digital y las salas de reuniones de la entidad, en donde antes de la pandemia realizaba charlas para empresarios de los sectores salud y bancario, las cooperativas, las curadurías urbanas, entre otros, para mostrarles las ventajas de la digitalización de sus procesos de negocio.

La pandemia fue para ellos la semilla de su expansión pues los clientes que hasta ese momento no estaban convencidos de la necesidad de transformarse digitalmente lo buscaron para pedirle ayuda inmediata.

Con el apoyo de sus dos hijos y su esposa, que desempeñan diversos roles en la empresa, Pedroza lanzó una serie de webinarios sobre cómo implementar políticas de cero papel en las empresas en diversas redes sociales. Sus charlas fueron vistas por empresarios de todo el continente americano, desde México a Chile, y le abrieron las puertas de la internacionalización.

“Estamos cerrando negocios en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. En Colombia, el negocio se está expandiendo. En Bolivia, Chile y Perú tenemos buenos prospectos. En Ecuador, Venezuela, Brasil, Argentina, Costa Rica, Puerto Rico, República Dominicana y Panamá están analizando nuestras ofertas”, afirma Pedroza.

Paradójicamente, sus mejores clientes son empresas nacionales o extranjeras que desarrollan actividades similares a las de Cero Papel, pero quieren aprovechar los servicios Índice Cero Papel y Gestión Documental Verde, creados durante la pandemia para facilitar la identificación de brechas en el manejo de la información y de los documentos generando ahorro en costos.

A futuro, la compañía se plantea afianzar sus servicios y diferenciarse en el mercado a partir de tres premisas: innovación, excelencia y ser visionarios con respecto a las tendencias en información y documentación. “La virtualidad llegó para quedarse y va a apropiarse de los procesos en las organizaciones”, concluye el fundador de Cero Papel.

Banana’s Waffles salvó la patria

Con la pandemia a Luisa Valencia se le alteró la vida. Tras 16 años de ejercicio como arquitecta, fue notificada de que su contrato se daba por terminado por efecto de la coyuntura económica. Lo mismo le pasó a su esposo, Pablo Gordillo, quien es diseñador.

Sin tiempo para llorar, decidieron retomar el negocio de waffles que habían creado dos años atrás cuando se enfrentaron a una situación parecida. Así Banana’s Waffles recibió una segunda oportunidad en sus vidas.

Para comercializarlos, acudieron a ‘Entre más mujeres’, un grupo de Facebook que promueve emprendimientos femeninos en la capital del Valle del Cauca y cuenta con más de 60.000 miembros.

El gran diferencial de sus waffles es que son producidos con insumos naturales, orgánicos, y se entregan precocidos y congelados. Dedicados a promocionar su oferta, con entregas a domicilio, este año renovaron su logo y diseñaron un empaque que responde a los requerimientos de bioseguridad. Además, ampliaron su infraestructura, contrataron a una persona para producción y a un domiciliario. Las redes sociales, en particular Instagram, son sus principales canales.

Pero no se quedaron ahí. También se convirtieron en proveedores de emprendedores que ofrecen desayunos sorpresa a domicilio y comenzaron a vender en el segmento de tiendas de comida saludable.

En este proceso ha sido clave el acompañamiento que han tenido por parte del Centro de Desarrollo Empresarial Prospera, liderado por la Cámara de Comercio de Cali. “Estamos en el proceso de potencializar el negocio y de formalizarnos para convertirnos en una empresa que, incluso, le podamos legar a nuestros hijos”, confiesa Luisa.

Daniel, el hijo mayor que está terminando la carrera de administración de empresas, ya está trabajando hombro a hombro con ellos. En la actualidad, el equipo también trabaja en la gestión de los permisos sanitarios, un factor fundamental para apostarle a la ampliación de mercados.