Paco, plataforma sin fronteras

20 Abr 2020

No hay limitaciones para el Instituto para Niños Ciegos y Sordos del Valle del Cauca (INCS), que aprovecha la tecnología en sus programas de rehabilitación para llegar a más familias, incluso en lugares remotos.

Superar barreras, atravesar fronteras y dar posibilidades de una mejor calidad de vida a la población con discapacidad auditiva y visual del suroccidente colombiano es la misión que durante 80 años ha cumplido el Instituto para Niños Ciegos y Sordos del Valle del Cauca (INCS). Hoy, esa meta se ampliará gracias a un proyecto de telemedicina que ofrece posibilidades de rehabilitación a niños de lugares remotos.

El Instituto empezó este camino hace seis años de la mano de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. Con la financiación de Colciencias logró el desarrollo de herramientas como SATReLO (Sistema de Apoyo a las Terapias de Rehabilitación del Lenguaje Oral) para potencializar la terapia de lenguaje oral de niños con discapacidad auditiva.

Este proyecto está hoy en la fase dos de su desarrollo y busca trabajar la comprensión del lenguaje, que es el aspecto más comprometido en niños con déficit auditivo.

SATReLO es una plataforma web en la que se construyeron una serie de mini videojuegos que el terapeuta (fonoaudiólogo) puede personalizar de acuerdo con las necesidades y nivel de cada infante en proceso de rehabilitación. El objetivo es conseguir el desarrollo de un lenguaje cercano al de un niño con audición.

Así mismo, se busca potencializar capacidades básicas como escucha, habla, recordación, comprensión, y avanzadas como relaciones causa efecto, adquisición y desarrollo de la sintaxis y capacidad de ejecución. Lo mejor de esta plataforma es que los ejercicios del terapista pueden ser repetidos en casa cuantas veces se indique.

“La transformación digital es un camino que no tiene vuelta atrás para el Instituto. Estos desarrollos nos permiten romper barreras geográficas y ayudar a la gente que más lo necesita. Contribuir a que niños y niñas con capacidades diferentes tengan un proyecto de vida con el apoyo de sus familias es nuestra misión. Por eso hoy seguimos en este trabajo, el cual fortalecimos con el apoyo de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), hace ya dos años en el marco de la convocatoria del programa Sistemas de Innovación Empresarial 2018”, asegura Andrés Darío Castillo, coordinador de investigación e innovación del Instituto.

A partir de este programa con la CCC y con el ímpetu del Instituto por la transformación digital, se desarrolló otra plataforma: PACO, que permite el acceso remoto al proceso de rehabilitación porque conecta a las familias con los terapeutas y profesionales que orientan esta rehabilitación. PACO es un portal sobre el que se montan los servicios de cada proceso que se ofrece en el INCS. En el caso de niños con pérdida auditiva ofrece sesiones de una hora, a través de teleconferencia con las familias en las que se les explica a los cuidadores los ejercicios y las acciones que se deben llevar a cabo en cada paso de la rehabilitación.

Aparte de esto, el equipo de terapia se reúne semanalmente para hacer revisión del trabajo realizado por la familia, con el fin de definir los ajustes, recomendaciones e indicaciones que se darán en la siguiente sesión.

“Es una plataforma que aún está en construcción. En el 2019 iniciamos con un piloto con tres familias, dos en Pasto (Nariño) y otra de Puerto Asís (Putumayo). A partir de estas experiencias iniciales hemos ido ajustando los protocolos de atención virtual y el propósito es claro: ir expandiendo nuestro alcance y conseguir, además, que PACO sea interoperable, es decir, que a través de ella podamos integrar las tecnologías para los servicios de telerrehabilitación, teleoftalmología, promoción y prevención, etc.”, indicó Castillo.

Los retos son muchos y el coordinador de investigación e innovación del Instituto señala que el reto es conseguir un aliado tecnológico que haga interoperable la plataforma, y vincular a más familias en este proceso. Hoy tenemos en atención un universo de 140 y al menos el 30% de estas son susceptibles de ser atendidos de manera remota. Reducir la brecha y darles un proyecto de vida a estas personas con capacidades diferentes es nuestro norte.”

• Microsoft Teams es la herramienta que se usa para las terapias virtuales con familias que no residen en Cali.
• En el caso de la teleoftalmología, el Instituto se apoya con las herramientas del Centro de Telemedicina de Colombia.
• El Instituto cuenta con cuatro sedes en el Valle del Cauca: dos en Cali, una en Palmira y otra en Buenaventura.