Prospera nos ayudó a ver la luz al final del túnel

Volver

Prospera nos ayudó a ver la luz al final del túnel

18 jun 2019

Beatriz Rojas y Carlos Bejarano son una pareja que ha logrado sobresalir ante las adversidades. Su empresa nació con una maquinaria que el padre de Carlos había dejado en la bodega.

Después de muchos años trabajando en diferentes empresas, la pareja conformada por Beatriz Rojas y Carlos Bejarano se vio abocada al desempleo. Durante varios meses intentaron conseguir trabajo, pero sus más de 40 años les cerraron múltiples puertas. La salvación llegó con una maquinaria para elaborar envases plásticos, que el padre de Carlos había dejado en una bodega.

Sin un plan B en mente, decidieron crear Plasticar para la fabricación de envases plásticos a partir de material reciclado. En 2017 decidieron formalizarse y, mientras realizaban trámites en la Cámara de Comercio de Cali, vieron un volante de Prospera y se acercaron a la sede de Aguablanca en mayo de 2018.

Prospera les abrió los ojos en términos de lo que significa para un negocio responder por los salarios, la producción y la calidad de la oferta. Así, menos de un año, pasaron de atender un solo cliente a tener 51 ubicados en diferentes municipios del Valle, Tolima, Nariño y Cauca.

“Los emprendedores tienen claro lo que quieren, pero necesitan orientación y herramientas para lograrlo. En Prospera las encuentran”, Carlos Bejarano, socio fundador de Plasticar.

El año pasado, la pareja contrató a dos operarios a tiempo completo con todos los beneficios de ley para atender oportunamente a ferreterías y almacenes de pintura que componen el grueso de su clientela. “Prospera nos dio la mano para lograr el punto de equilibrio en el negocio, tener indicadores y potenciar nuestra estrategia”, explica la emprendedora.

Carlos y Beatriz empiezan a recoger los beneficios de la formalización y de la formación que han recibido en Prospera.

X