Se multiplicaron los peces

22 ago 2019

Con un crecimiento promedio del 12,5% anual en sus ingresos, El Gran Langostino S.A.S., avanza en su plan para consolidar una operación de alcance nacional. Las importaciones de pescado desde ocho países les permiten garantizar variedad y calidad a los consumidores colombianos.

Lea también Renovar es un compromiso en El Gran Langostino

Con una capacidad de almacenamiento de 2.000 toneladas de pescado en sus cuartos refrigerados en Cali, El Gran Langostino se posiciona como uno de los mayores importadores del Valle del Cauca. “El cambio de hábitos de los colombianos, que ahora buscan alimentarse de forma saludable y hacer ejercicio, ha favorecido el crecimiento de nuestra operación”, señala Harley Vélez Orozco, gerente general de la compañía.

Su actividad importadora le permite generar 376 empleos y tener presencia en once ciudades del país, entre las que se destacan Bogotá, Cartagena, Cali y Villavicencio. Esta empresa familiar, fundada en el 2001, ha tenido un cambio significativo en los últimos diez años con el inicio de las importaciones y la apertura de su propia red de distribución.

Lea también Las 100+ Importadoras del Valle y Norte del Cauca

¿Qué porcentaje de los pescados y frutos del mar que comercializan proviene de importaciones?

El 80% de lo que vendemos se compra en el exterior y el 20% restante proviene de la pesca artesanal en Buenaventura, lo que nos posiciona como los mayores compradores de producto artesanal en el país.

¿Desde dónde vienen los productos?

Tenemos proveedores de gran confianza, que incluso nos brindan crédito. El salmón viene de Chile, el bocachico proviene de Uruguay y Argentina, a Perú le compramos calamares, en Ecuador adquirimos camarones, la sierra y la corvina vienen de Panamá, en México conseguimos pulpo y otras especies, la basa viene de Vietnam y el filete de tilapia lo traemos de China.

¿Cómo se realiza la distribución en el país?

Tenemos una red de agencias propias en las once ciudades, que atienden la venta al detal y a clientes institucionales como grandes superficies, autoservicios, restaurantes, hoteles y casinos. Además, tenemos un canal mayorista y somos los proveedores líderes en ARA y La 14.

¿Cómo ha sido el desempeño de las ventas en los últimos dos años?

Entre 2014 y 2016 crecimos 33,5% en promedio anual porque fueron los primeros años de las importaciones, ahora vamos al 12,5% anual gracias a estrategias muy agresivas para ampliar cubrimiento geográfico, como la creación de nuestra propia red de distribución con las agencias regionales. El 60% de las ventas las generan los puntos de venta propios.

Pero queremos ir por más mercado y vamos a crear nuevas agencias en Barranquilla, Ibagué y Pasto, entre otras ciudades.

¿Qué retos enfrenta en su proceso de comercio exterior?

Son varios los retos que tenemos. En primer lugar, está la incertidumbre por la volatilidad del dólar que afecta los márgenes de rentabilidad y nos obliga a incrementar los precios al cliente final. También tenemos que buscar nuevos países que nos brinden la variedad de productos que nos demanda el consumidor nacional y en ese propósito es clave que el Gobierno siga avanzando en la suscripción de nuevos tratados de libre comercio.

Finalmente, estamos en un proyecto para implementar energía solar en el cuarto de refrigeración dado que la materia prima más costosa de nuestra empresa es la energía. Nosotros debemos garantizar que el pescado se mantenga a una temperatura entre -20 y -18 grados para que conserve sus propiedades, lo que implica tener motores de gran capacidad. En este momento evaluamos la factibilidad de este proyecto así como el ahorro que vamos a generar y la meta es implementarlo en el 2020.

Vea también La revolución de la bioenergía

¿Ha sacado provecho de los TLC que Colombia ha suscrito?

Sí, para nosotros han sido clave los TLC con países latinoamericanos, que son nuestros grandes proveedores, porque nos eliminan los aranceles y generan una operación más competitiva en costo.

¿Qué beneficios les genera el Valle para su operación?

La operación del puerto de Buenaventura es nuestro principal beneficio, dado que el 95% de los contenedores con producto llegan por este puerto y apenas el 5% arriban por Cartagena. Además, la conectividad que tenemos en la región nos permite hacer una efectiva distribución a nuestra red comercial en todo el país.

Lea también Las 21+ Tenaces del Valle del Cauca

X