Somos un Valle que se atreve

22 Feb 2020

A finales de 2019, el Valle del Cauca aprobó la Agenda de Competitividad e Innovación del Departamento, tras varios meses de trabajo entre el sector público, privado y académico, liderado por la Comisión Regional de Competitividad e Innovación y el acompañamiento técnico de la Cámara de Comercio de Cali.

Por: María Victoria Vásquez Valencia Gerente Comisión Regional de Competitividad e Innovación del Valle del Cauca.

Colombia ocupa actualmente el puesto 57 entre las 141 economías evaluadas en el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial. Si bien en 2019 el país mejoró tres posiciones en este índice frente al año anterior, este escenario continúa representando grandes retos para Colombia, especialmente en términos de adaptación tecnológica, innovación y adecuación de su estructura productiva a las dinámicas competitivas modernas.

Tanto el desarrollo económico como social de las regiones y países dependen de forma sustancial de su competitividad, y es precisamente por esto que el Gobierno Nacional, a través del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación (SNCI), ha planteado estrategias para identificar y resolver fallas de mercado, de gobierno y de coordinación que limiten el emprendimiento, la innovación y el crecimiento empresarial. Uno de los principales instrumentos propuestos para avanzar en este sentido corresponde a la construcción de las Agendas Departamentales de Competitividad e Innovación (ADCI), las cuales priorizan las apuestas productivas departamentales y los programas y proyectos que conllevan al cierre de brechas de competitividad. En el contexto regional, este ejercicio es liderado por las Comisiones Regionales de Competitividad e Innovación (CRCi), como entes de articulación pública, privada y académica en los departamentos.

Para el caso del Valle del Cauca, desde el año 2014 se ha implementado una metodología que permite priorizar las apuestas productivas con mayor potencial de crecimiento, generación de empleo, desarrollo tecnológico e internacionalización. Igualmente, se ha definido un esquema de priorización de proyectos transversales y sectoriales que apalanquen la competitividad del Departamento. Estos avances facilitaron la consolidación de la ADCI en el 2019.

El trabajo coordinado por la Comisión, en el que participaron, además de la Gobernación Departamental, la Alcaldía de Cali y la Cámara de Comercio de Cali, empresas, gremios, cámaras de comercio y universidades, definió en 2014 una estrategia regional encaminada a consolidar una región más próspera y competitiva: La Narrativa Regional de Competitividad y el Programa de Iniciativas Cluster del Departamento.

null

La Narrativa Estratégica de Competitividad ‘Un Valle que se Atreve’, destaca las cinco principales fortalezas competitivas sobre las cuales el Valle del Cauca ha apalancado su proceso de desarrollo económico. El entendimiento de estas fortalezas competitivas ha permitido enfocar los esfuerzos institucionales encaminados a alcanzar un futuro más próspero a partir del crecimiento empresarial. En este sentido, distintas instituciones han implementado actividades, programas, proyectos y políticas públicas en torno a estas cinco fortalezas, promoviendo la consolidación de un entorno cada vez más favorable para la competitividad.

Por su parte, la identificación y priorización de las Apuestas Productivas Departamentales y la consolidación del programa de Iniciativas Cluster liderado por más de 400 empresas de la región, ha permitido focalizar la gestión y la inversión de recursos de distintas instituciones con el objetivo de impulsar la competitividad mediante la innovación, el desarrollo tecnológico y la internacionalización empresarial. Gracias a este trabajo, hoy contamos con una nutrida agenda de proyectos que permite dinamizar la economía regional, muchos de los cuales fueron priorizados dentro de la Agenda de Competitividad e Innovación del Valle del Cauca.

Adicionalmente, es de desta- car que el Valle del Cauca es el primer Departamento en contar con una Política Pública de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación en cuya construcción participaron más de 675 actores de la región. Este instrumento plantea una visión departamental a 2032 y seis ejes estratégicos para fortalecer el desarrollo integral basado en el conocimiento del Departamento. Por su parte, Cali aprobó recientemente su política de Desarrollo Económico, como resultado de un trabajo colectivo que involucró más de 40 instituciones del sector público, privado, academia, cooperación internacional y la comunidad.

Todos estos instrumentos fueron fundamentales para la estructuración y aprobación de la Agenda de Competitividad Departamental del Valle del Cauca por parte de la 29 Plenaria de la CRCi el pasado 16 de diciembre, respondiendo así no solo al llamado del Gobierno Nacional, sino a la necesidad regional de contar con programas y proyectos estructurados que permitan cerrar brechas de competitividad para la consolidación de una región más próspera y competitiva.

Para el año 2020, el reto es implementar la Agenda Departamental de Competitividad e Innovación con el objetivo ejecutar los proyectos priorizados en la agenda, identificando fuentes de financiación y generando sinergias entre actores claves como el Gobierno Nacional, la Gobernación del Valle del Cauca, la Alcaldía de Cali y de otras ciudades del Departamento, agencias de cooperación internacional y aliados locales como las cámaras de comercio, los gremios, la Agencia Regional de Desarrollo Tecnológico – Reddi, Invest Pacific y el Cali-Valle Buró, entre otros.

Somos un Valle que se Atreve.