Un sueño que no se detiene

20 abr 2020

Además de predicar la urgencia de transformar digitalmente a las empresas del Valle del Cauca, la Cámara de Comercio de Cali avanza en su propio proceso y se propone continuar liderando el ingreso a la economía 4.0.

Desde el 2014 tomó vuelo el Sueño de Cámara, el proyecto de la Cámara de Comercio de Cali para convertirse en una entidad virtual que brinde acompañamiento a todos los empresarios de la región. Pero esta iniciativa tiene antecedentes de peso, como la implementación de la Renovación en Línea, el Expediente Digital, y la implementación de la plataforma RUE, entre otros, que hicieron de la entidad una pionera en temas de digitalización en el año 2005.

Ese liderazgo se ha mantenido, de tal forma que entre 2017 y 2018 entró en producción el proceso de renovación nacional digital para aquellas empresas con domicilio principal en Cali, así como el mecanismo de nombramientos por medio de plataformas virtuales. Ana María Lengua, directora de registros públicos y redes en la CCC, destaca que esta es la única cámara de comercio que cuenta con el servicio de renovación nacional para sus empresarios que tienen establecimientos comerciales en otras regiones del país.

“Hemos recorrido un camino importante de transformación digital y el reto es actualizar nuestra herramienta tecnológica para potencializar nuestros servicios y mejorar todos los procesos al interior de la entidad”, dice la funcionaria sobre este proyecto pero también señala que las fechas previstas para su ejecución seguramente sufrirán algunas modificaciones a raíz de la emergencia sanitaria generada por el COVID-19 y que ha movilizado todos los recursos de la entidad para brindar apoyo a las empresas vallecaucanas y encontrar alternativas que les permitan mantenerse en marcha.

“Pero esta coyuntura no nos detendrá en nuestro propósito de transformarnos de la mano de la tecnología. Por el momento, continuaremos con la fase de levantamiento de procesos así como con su optimización para después avanzar a la fase de adquisición de la herramienta tecnológica, estamos tranquilos porque este es el orden que se debe seguir en cualquier proceso de transformación digital”, dice Ana María Lengua.

De acuerdo con el cronograma del proyecto, después de trabajar fuertemente en mejorar la experiencia del cliente (los empresarios) se dió paso a la transformación de los procesos internos buscando mejorar la calidad de los datos, cumplir con los lineamientos de cero papel y propiciar la transformación de roles que son muy operativos. Una de las metas es pasar de 48 a 24 horas el tiempo requerido para realizar diversos trámites.

Actividades como la renovación de la Matrícula Mercantil en la Cámara Móvil y los puntos de los centros comerciales de la ciudad exigió grandes esfuerzos tecnológicos en la entidad para garantizar el óptimo funcionamiento.

Una vez se supere la coyuntura económica actual, la entidad procedería a concretar la adquisición de un gestor documental que permitirá escanear todos los documentos que se reciben y gestionarlo de manera 100% virtual. De esa forma, los funcionarios de las respectivas áreas experimentarán una mejora en los procesos que requerían de revisión manual, además se garantizará el cumplimiento de la normatividad relacionada con la gestión documental.

Una prueba fuerte de cómo avanza la transformación digital en la CCC fue el traslado de más de 250 funcionarios a sus casas con sus equipos en menos de una semana, una vez se conoció el anunció sobre la cuarentena en todo el territorio nacional. “Todos están en sus casas y pueden hacer su trabajo de forma remota, gracias al trabajo de todo el departamento de TI de la organización y al compromiso que tiene la cabeza de la entidad, Esteban Piedrahíta, con este proceso”, señala la funcionaria.

Algunos logros de la CCC en su transformación digital:

Trámite de Registro Mercantil en solo 24 horas

2015 15%
2019 70%

Trámites virtuales

2015 2%
2019 28,8%

La renovación vía web permite reducir en 20% los trámites gestionado en el back y almacenados físicamente.