Volver

Guía para adoptar la factura electrónica

El establecimiento de la factura electrónica como el nuevo documento que soporta las transacciones de bienes y servicios genera un cambio radical en la forma como las empresas estaban acostumbradas a llevar no solo su facturación, sino su contabilidad.

Si bien esta obligación se inició en 2018 para los Grandes Contribuyentes, en 2019 se va a masificar para el resto de las compañías, por lo cual es indispensable prepararse para dar este paso que implica un cambio en los procesos de las empresas y en su relación con proveedores, adquirentes (clientes) y la DIAN.

Para descargar el e-book diligencia el siguiente formulario:

Guía para adoptar la factura electrónica
Autorización para el tratamiento de datos personales
X