INFORME ESPECIAL #10

INFORME ESPECIAL #10

Publicado 05 de mayo de 2020

Ante los retos que subyacen de la crisis actual por la propagación del COVID-19, el Valle del Cauca encuentra en sus fortalezas competitivas y apuestas productivas, oportunidades para dar respuestas no sólo a las necesidades primarias e inmediatas, como el abastecimiento de alimentos y de la red hospitalaria departamental, sino también para apalancar la reactivación económica.

Ocupando aproximadamente 2% del territorio nacional, el Valle del Cauca aporta 38,7% de la producción agrícola del País, convirtiéndolo en un jugador fundamental en el abastecimiento de alimentos. La existencia de diversos polos de desarrollo en el Departamento con una red de servicios de salud con capacidad para atender parte de la población durante la emergencia sanitaria, permite disminuir la carga de estos servicios en la capital. Las ventajas de conectividad del Departamento permiten a las empresas atender la demanda del mercado interno y externo con productos esenciales durante la emergencia y con posterioridad a ella. Además, la diversidad productiva de Cali y el Valle del Cauca permite la consolidación de alianzas estratégicas entre empresas para el desarrollo de productos y servicios que respondan a las necesidades durante la actual emergencia sanitaria.