El inglés como puerta de entrada a una conversación global e intercultural


El inglés como puerta de entrada a una conversación global e intercultural

26 Oct 2020

Hoy en día, hablar del por qué es importante aprender inglés ya es evidente. Es bien sabido que este idioma se ha posicionado mundialmente como la lengua de los negocios, de la ciencia y la tecnología, la diplomacia y de nuevos campos del saber que emergen a diario. Por esto, el dominio de este idioma abre una serie de oportunidades en lo profesional y lo académico.

Las empresas han comenzado procesos de movilidad mundial. Una empresa Alemana puede tener sedes y centros de operación en la India, China, Brasil y Colombia. Al ser el inglés uno de los idiomas con más hablantes en el mundo (nativos y no nativos) se ha convertido en la opción lingüística más viable para la comunicación a través de las fronteras y las culturas. Las mejores universidades del mundo ofrecen sus programas en inglés y las investigaciones más importantes se publican en este idioma. Incluso si usted no tiene planes de emigrar a otro país, en Colombia, todas las universidades requieren que usted tenga un nivel de suficiencia idiomática en inglés de B2. Todo lo anterior apunta a motivos prácticos por los cuales necesitamos aprender este idioma.

Además de los beneficios antes mencionados, hay un aspecto que pocas veces se resalta y que también está muy ligado al aprendizaje de cualquier lengua extranjera: El desarrollo de la interculturalidad. Esta se refiere no sólo al conocimiento de otras culturas, sino al reconocimiento de la cultura propia y la tolerancia y aceptación hacia culturas que son diferentes a la nuestra. Percibimos el mundo a través del lenguaje y este está profundamente ligado a nuestra identidad y a nuestra cultura. Una actitud intercultural implica expandir nuestra visión del mundo al aceptar otras visiones y voces. Las lenguas que conocemos son un puente necesario para lograr esta actitud.

Todos los países del mundo tienen aspectos culturales únicos que se transmiten de generación en generación a través del lenguaje. La necesidad de comunicarse de manera efectiva nunca ha sido tan importante como ahora, no solo porque hay una mayor movilidad entre países sino porque los intercambios mediados por la tecnología (e-mail, videollamadas, foros virtuales, etc.) han crecido exponencialmente. Precisamente, la actual crisis sanitaria nos da un ejemplo de esto. Si bien la movilidad internacional permitió que el virus se propagara alrededor del mundo rápidamente, la posibilidad de comunicación por medios electrónicos ha permitido continuar las actividades académicas y productivas, y también ha brindado herramientas para que los gobiernos locales aprendan de otras experiencias y tomen las mejores decisiones para enfrentar la situación. El inglés, por su alcance global, ha servido de puente para estos intercambios. No hemos tenido que aprender Mandarín para conocer y entender lo que sucedió en Wuhan.

La comprensión mutua no depende solo de que compartamos el canal lingüístico. Hablando un mismo idioma, puede haber malentendidos y rupturas comunicativas asociadas a los aspectos idiosincráticos y culturales. El participar en la comunicación con una perspectiva intercultural reduce el riesgo de ofender al interlocutor o de ser malentendido, por lo que necesitamos aprender no solo la lengua sino también la cultura de los diferentes países con el fin de lograr una comunicación efectiva. No se trata de aprender la cultura anglosajona solamente, pues el alto número de hablantes no nativos del inglés indica que es muy probable que hablemos (o escribamos) en este idioma con personas de otros países diferentes al Reino Unido o los Estados Unidos.

Como hemos visto, aprender un segundo idioma nos aportará una serie de beneficios en los diferentes aspectos de la vida. Uno de los beneficios más importantes, aunque a menudo lo ignoramos, es la posibilidad de asumir una visión verdaderamente intercultural del mundo la que, a su vez, nos enriquece en lo personal, lo académico y lo profesional. Es por lo anterior que aprender un segundo idioma debe ser una prioridad, entendiendo que nuestras sociedades se han expandido a tal punto que ya no hay límites geográficos. Hoy necesitamos entrar a ese diálogo global y para ello se requiere el conocimiento lingüístico y cultural de otras sociedades.

Autor: Red de Cooperación Universitaria para el idioma Inglés (UELC Network)

El nivel de inglés importa, ¡y exporta!


El inglés como puerta de entrada a una conversación global e intercultural


EL PROPOSITO DE LA RED DE MAESTROS PARA EL FORTALECIMIENTO DE LAS LENGUAS EXTRANJERAS EN LA CIUDAD DE CALI


Inglés, una oportunidad de expansión comercial